Eco Diario de la Palabra
 

VOLVERIA A HACER LO MISMO MIL VECES. Luz Nogueira, Misionera Claretiana


Muy queridos hermanos:

Me llamo Luz Nogueira, soy española. Me tocó vivir mi niñez en un pueblecito donde había mucha corrupción y nepotismo. En este ambiente sentí la llamada de Dios para luchar por los hermanos tan heridos en sus derechos.

Conocí después a las Misioneras Claretianas Religiosas de María Inmaculada. Ingresé en la congregación a la que tanto tengo que agradecer. Supieron comprender mis deseos, animándome y apoyándome en todo, tanto en formación espiritual como técnica.

En el año 1967 fui destinada al Congo Belga, hoy Zaire. Tengo la dicha de deciros que he trabajado durante 45 años en nuestro hospital en la selva de M.C. de Pay Kongila. He luchado amando, levantando, comprendiendo, aceptando a tantos hermanos tan queridos. A la vez, asimilando su cultura, su alegría ante el sufrimiento que hice mío. Su generosidad y lealtad con nosotras.

“El Espíritu de Dios estaba sobre nosotras…” Dejé pasar la gracia de Cristo nuestro hermano por mis manos… “haciendo el bien”.

Ahora vivo en de nuevo en España. Finalizo mi carta diciendo que he sentido y siento la dicha de vivir y volvería a hacer lo mismo ¡MIL VECES!