Eco Diario de la Palabra
 

Vivir una Cuaresma Revolucionaria


PROPUESTAS PARA VIVIR UNA CUARESMA REVOLUCIONARIA

 .

.

Este mes no es un mes cualquiera, así que no puede serlo tampoco para esta sección de Justicia y Paz. Comenzamos la Cuaresma, en el horizonte ya se intuye la Pascua, la vida comienza a sugerirnos, si queremos escucharla, que tenemos una nueva oportunidad de resucitar. Pareciera que a nuestro alrededor hay tantos signos de muerte, que el momento es más que propicio para plantearse esto de resucitar con el Resucitado de una forma seria y urgente. Por otro lado, hay tantos síntomas evidentes de primavera reverdeciendo poco a poco y rompiendo surcos en la tierra seca, que la llamada no puede ser más oportuna.

 .

Como digo, esta entrada va a ser distinta coincidiendo con la Cuaresma y lo va a ser con el objeto de poder profundizar un poco más en el sentido de este tiempo y dar posibles pistas para vivirlo con otra intensidad. El titular no es engañoso ni casual: Una Cuaresma revolucionaria. Vamos a intentar actualizar de algún modo los pilares de la Cuaresma (oración, ayuno y limosna) combinándolos con nuestro ya habitual método de ver, juzgar y actuar a través de textos que nos han parecido inspiradores. No porque los primeros no sean válidos, ni mucho menos, sino porque a veces merece la pena repensar conceptos y traducirlos. No vaya a ser que nos dé a todos por ganar el Reinado de Dios comiendo pescado (con lo caro que está, por cierto).

.

.

  • ORACIÓN (VER):

.

VERA veces no hacen falta densos textos ni tres horas diarias de capilla (quién las pillara, al menos una vez…). A veces basta una palabra certera que te toque el corazón y te conecté con Dios (y, lo que es lo mismo, con tus hermanos y hermanas). Después de haber estado varias horas buscando oraciones que pudieran ser lo suficientemente iluminadoras o que reflejasen una visión del mundo oportuna para esta sección, me quedo con estos versos sencillos del profeta Casaldáliga:

.

“Esta es nuestra alternativa:
vivos
o resucitados.”

.

En esta página tienes más, bellos y contundentes:  poesías casaldáliga

 Te propongo leer uno al día y rumiarlo en el autobús, de camino al trabajo o la universidad, mientras cocinas, caminando por la calle…

 .

.

  • AYUNO (JUZGAR):

.

JUZGAR“¿Cómo debe ser el ayuno que me gusta, o el día en que el hombre se humilla? ¿Acaso se trata nada más que de doblar la cabeza como un junco o de acostarse sobre sacos y ceniza? ¿A eso llamas ayuno y día agradable a Yavé? ¿No saben cuál es el ayuno que me agrada? Romper las cadenas injustas, desatar las amarras del yugo, dejar libres a los oprimidos y romper toda clase de yugo. Compartirás tu pan con el hambriento, los pobres sin techo entrarán a tu casa, vestirás al que veas desnudo y no volverás la espalda a tu hermano. Entonces tu luz surgirá como la aurora y tus heridas sanarán rápidamente. Tu recto obrar marchará delante de ti y la Gloria de Yavé te seguirá por detrás. Entonces, si llamas a Yavé, responderá. Cuando lo llames, dirá: «Aquí estoy.» Si en tu casa no hay más gente explotada, si apartas el gesto amenazante y las palabras perversas; si das al hambriento lo que deseas para ti y sacias al hombre oprimido, brillará tu luz en las tinieblas, y tu obscuridad se volverá como la claridad del mediodía. Yavé te confortará en cada momento, en los lugares desérticos te saciará. El rejuvenecerá tus huesos y serás como huerto regado, cual manantial de agua inagotable. Volverás a edificar sobre las ruinas antiguas y reconstruirás sobre los cimientos del pasado; y todos te llamarán: El que repara sus muros, el que arregla las casas en ruinas.”

.

Isaías, 58, 6-12

Palabra de Dios. Amén.

.

.

  • LIMOSNA (ACTUAR):

.

ACTUARPartimos de la base de que, por lo general, se entiende dar limosna como dar un dinerillo a algún pobre necesitado (algo muy de solidaridad de tiempos pasados). Partimos de la base, también, de que, hoy por hoy, cada vez hay menos gente que tenga algún dinerillo que dar y que, los que sí que pueden sin problemas, lo hacen por lo general sin mayor mérito o heroicidad por su parte. ¿Cómo hacemos entonces para igualar? ¿Cómo hacemos para que ese esfuerzo comprometido no debilite más a familias ya de por sí debilitadas o no deje con la conciencia tranquila al que se conforma con esto?

.

Afortunadamente, los nuevos tiempos, esa primavera que avanza, traen nuevas propuestas y nuevas visiones de la economía que van más allá del dinero para atreverse a tocar algo mucho más valioso: nuestro tiempo. Ahí, amigas y amigos, sí que estamos igualados. ¿Y si nuestra limosna consistiese en ofrecer algo de nuestro tiempo a los demás? Por si no sabes bien cómo, te dejamos en enlace a esta web donde puedes ver un mapa de todos los bancos de tiempo de todo el país:  bancos de tiempo

.

¿Que qué es un banco de tiempo? Una forma de intercambiar horas de servicio con otras personas, poner sobre la mesa habilidades y necesidades para cubrirlas más allá del dinero. Yo doy clases de inglés, tú arreglas tuberías, ambos necesitamos lo que el otro ofrece y… ¡tachán! Cubrimos necesidades de manera solidaria sin dinero de por medio. ¿Qué? ¿Te parece interesante? ¿Te animas a ofrecer tu tiempo a los demás a través de esta iniciativa o cualquier otra que conozcas? No habrá, seguro, mayor limosna que esta…

.

Espero que estas pistas os puedan ayudar a vivir la Cuaresma de una forma diferente y consciente de nuestro entorno. Como dicen, decimos, los peregrinos de Santiago:

.

¡Buen Camino! Buen camino de la cruz, a la luz.

.

.

Miguel Ángel Vázquez

@MAVazquez22
order ciprofloxacin
muscle relaxers online pharmacy