Eco Diario de la Palabra
 

VIERNES SANTO – #YoPasoYoPascua


VIERNES SANTO… CON ALMA. DEL PRENDIMIENTO A LA CRUZ.

 .

Jesús fue siendo llevado de unos a otros… y allí donde iba él, iba yo, para no perderme nada… Burro como soy, aún soy capaz de distinguir dónde hay verdad y dónde reina la mentira, la envidia, la cobardía… Porque eso se ve y se huele… ¡Cómo hubiera querido hacerle sentir que allí estaba yo, de su parte!… hubiera querido poder hacer algo, pero… solo era un burro…

.

Pasó por el juicio religioso con el Sanedrín Judío, sembrado de mentiras y envidias… por el juicio político con Pilatos, aquél que se lavó la manos por no pringarse un poco con lo que la intuición le dictaba: estaba viendo delante a un hombre cabal, de pies a cabeza, inocente como el que más, pero su ambición o su cobardía pudieron más… Realmente, al contarlo, me estoy dando cuenta de que siempre había algo que podía más que la verdad y la justicia… nadie le defendía… para mí era un espectáculo horroroso… había visto muchas traiciones, injusticias, maltratos, engaños… yo también las sufría como animal de carga… pero aquello era el colmo de los colmos.. ¡Tanta luz en aquellos ojos, tanto amor que hasta derritió al duro Pedro… y tanta tiniebla!…

.

cruzVeía a Jesús como un cordero que llevaran al matadero…(a veces los animales hablamos entre nosotros… es como si nos entendiéramos sin palabras… y desde luego había visto a muchos corderos destinados a los sacrificios rituales… no podían hacer nada, aunque protestaban a su manera). Ellos no podían elegir, pero Jesús sí parecía haber elegido… era como un señor a quien nadie le quitaba la vida sino que la entregaba libremente… manso y humilde, había optado por el silencio… traído de acá para allá, en manos de unos y otros, pero digno ¡un verdadero hombre!!! Algo así me pareció escuchar de Poncio Pilato: ¡¡Ecce homo!! No sé si entendí bien porque la multitud enfurecida gritaba como loca: ¡crucifícalo, crucifícalo!!! Yo corría también como un loco de acá para allá… como si quisiera convencerles de que estaban siendo manipulados… pero nada podía hacer… Al final, ¿sabéis que? Desistí…

.

Cada uno es dueño de lo que hace o decide hacer y entre todos, también yo, colaboramos en la pasión y el sufrimiento del mundo… A mí me cogieron los sacerdotes para ir siguiendo el vía crucis de Jesús hasta el Calvario y ¡tampoco me negué ni me resistí! Pero mira, gracias a eso pude estar también junto a Jesús en sus últimos momentos… Escuchar las últimas blasfemias de los jefes que le tentaban a que bajara de la cruz si es que era Dios… y nuevamente… solo escuché de sus labios palabras de perdón. Y unas últimas palabras que me sonaron raras, hasta escandalosas… entregaba su espíritu a un… ¿Abbá?… ¿¿¿a un papá???

.

No entendí nada… nada… y me quedé triste hasta la muerte ante aquel hombre que me había elegido. No podía creer que ahí acabara todo…

.

Tuve que bajar desde ese monte Calvario llevando a los sacerdotes de nuevo al Templo a toda prisa porque todo el cielo se puso negro, la tierra temblaba… todo olía a soledad y desamparo… el Hombre había muerto.

.

5alma¿Dónde queda el alma cuando vivimos momentos así, ya sea en primera persona o contemplándolo en otro, como fue mi caso? ¿Qué nos distingue de una piedra, de un libro, de un repetidor de ondas, si no vivimos aquello que contemplamos con alma?

.

burroPido para vosotros la capacidad de elegir la verdad (aun cuando no estéis seguros, aun cuando solo contéis con una intuición, con una fe anclada en Dios…), de elegir la dignidad, la honestidad con vosotros mismos… Poder vivir de pie, a dos o a cuatro patas, como es mi caso… pero con las orejas bien altas… Que puede que sea burro… pero tengo dignidad… la que  Él me da, la que me ha dado, la que espera que haga mía y la ponga en práctica. Aunque me lleve a la muerte, a la burla o el dolor. Eso también es vivir con alma.

.

.

Equipo ACOMPASANDO

.

.

buy ivermectin
generic zoloft vs zoloft