Eco Diario de la Palabra
 

Una entrevista con Dios “Dios se mueve de maneras misteriosas”


 

… En medio del verano que es descanso para muchos, quizá has podido disfrutar más de la familia, los amigos, has contemplado la belleza de un paisaje, has conocido una nueva cultura, su gente y costumbres… Y quizá, por qué no, estando más relajado, te ha venido alguna vez a la cabeza la pregunta por Dios. 

“Una entrevista con Dios”, nos habla un poco de esto… de nuestra relación con Dios. Paul Asher, es un joven periodista, con estudios teológicos, acaba de regresar de Afganistán impresionado y “tocado” por lo que acaba de vivir en el Oriente Medio. Su matrimonio está al borde del fracaso, su esperanza “por los suelos” y su fe que cede porque no encuentra razón para lo que le pasa. En esta realidad es llamado por un hombre misterioso que dice ser Dios y que le propone tres entrevistas (en un parque, en un teatro y en un hospital).

Si tuvieras la oportunidad de entrevistar a Dios: ¿qué le preguntarías? ¿Qué le dirías?, ¿De qué te quejarías? Probablemente todos quisiéramos que Dios en persona nos hablase y fuera respondiendo a cada una de las preguntas que llevamos en el corazón, por ejemplo: ¿Por qué suceden cosas malas a la gente buena? ¿Qué hago aquí? ¿Por qué no me escuchas? Estoy segura de que Dios se comunica con nosotros, y va respondiendo a cada una de estas preguntas, pero a su modo y según lo que el considera bueno y oportuno revelarnos.

Es una película interesante, a veces los diálogos quedan en el aire o no profundiza lo suficiente, pero nos ayuda a pensar y abrir la posibilidad de dialogar sobre lo que nos pasa, la fe y la existencia de Dios.

La película nos enseña que…

  • El ser humano tiene necesidad, en algún momento de su vida, de hacerse preguntas y dialogar sobre la salvación, la relación con Dios, la fe, la esperanza, la muerte, aunque no tengamos todas las respuestas.
  • Estamos llamados a vivir nuestra vida de acuerdo con lo que Dios planeó para nosotros. 
  • La libertad es uno de los regalos más grandes que Dios nos ha dado.
  • «La voluntad de Dios y la libertad humana no se contradicen porque no son dos versiones de la misma cosa, y encajan perfectamente juntas».
  • La salvación no es una carga, es un regalo. 
  • Cerrarse al amor de Dios, trae consigo la “entrada” del mal en el mundo. 
  • En la vida tomamos decisiones que tienen consecuencias.
  • Quien está en problemas no siempre da señales.
  • A veces estamos tan ocupados que olvidamos que tenemos necesidad de hablar y escuchar a Dios. Debemos preguntarnos como es nuestra relación con Dios.
  • El amor de Dios siempre nos sorprende y nada puede cambiar el amor de Él hacia nosotros.
  • Los milagros suceden todos los días y a veces el milagro eres tú. 

Reflexión: 

  1. ¿Qué te ha parecido la película? 
  2. ¿Quién es Dios para ti? ¿Cómo es tu relación con Él?
  3. ¿Qué le preguntarías a Dios?
  4. Dialoga sobre estos textos:

  • “La única pregunta que todo el mundo me hace: ¿Porqué pasan cosas malas a la gente buena? Esta no es una pregunta es una queja”.

Dialogo entre Dios y Paul: Después, al ser interrogado sobre por qué no nos ayuda, responde: «Escucho todo ¿Por qué hay guerra, hambruna, pobreza, enfermedad, incendios, inundaciones, y un niño que desaparece, un hombre que pierde la esperanza?»  — ¡Haz algo! Exclama Paul — ¡Sí, haz algo!, responde. Tienes más poder del que crees. La comida se puede cultivar, las enfermedades se pueden curar. Las guerras terminan. Un veterano puede ser ayudado y un matrimonio se puede salvar. Cuando me preguntan por qué sucede todo esto, comiencen por mirarse los unos a los otros».