Eco Diario de la Palabra
 

Una cuestión de género “Si quieres ver un cambio en el mundo tienes que provocarlo tú


Cuando echamos la vista atrás y profundizamos en la historia de la humanidad, descubrimos la riqueza de mujeres y hombres que con sus grandes o pequeñas acciones cambiaron el rumbo de la sociedad de su época. Gracias a ellas, hoy gozamos de más derechos, somos más libres y queda menos camino por recorrer hacia la igualdad.

En nuestra sociedad actual, llena de reivindicaciones feministas, favorecida por el movimiento #MeToo y en donde la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, en algunas ocasiones, solo se queda en el papel, “Una cuestión de género”, nos ayuda a ser más conscientes de que debemos seguir luchando por reivindicar la igualdad de derechos entre mujeres y hombres.

La protagonista, Ruth Bader Ginsburg, es la segunda mujer en la historia que trabaja como jueza en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Junto a su marido, Martin Ginsburg, abrieron el camino para la igualdad entre mujeres y hombres, con un caso sobre discriminación de género. Película interesante que retrata a una mujer que se ganó el respeto y la admiración de todos, defendiendo aquello en lo que creía y que era justo.

La película nos enseña que:

  • Hay mujeres y hombres que son incansables en la lucha a favor de la igualdad.
  • Tenemos necesidad de líderes sólidos, serios, que miren por el bien de la ciudadanía.
  • La igualdad no se consigue con violencia o con feminismos radicales.
  • Lo aparentemente intrascendente puede cambiar el curso de la historia.
  • La autoridad de una persona va de la mano de unos principios y valores que ayudan a mejorar la vida de los otros.
  • La clave para que las cosas cambien es trabajar juntos, la lucha por la igualdad no es solo cuestión de las mujeres.
  • Hay que distinguir entre sexo (características fisiológicas y sexuales con las que nacen hombres y mujeres) y género (ideas, normas, comportamientos que la sociedad ha establecido para cada sexo. Este se aprende, puede ser educado, cambiado y manipulado).
  • La igualdad de género es un principio constitucional que estipula que tenemos los mismos derechos y deberes ante la ley y la sociedad.
  • No basta declarar la igualdad en una ley si en la realidad no es un hecho. Esta debe traducirse en oportunidades reales y efectivas para acceder:  a un puesto de trabajo, a la salud, a unos estudios, a ocupar cargos importantes en la sociedad, gozar de la libertad de elegir a tu pareja, conformar una familia, etc…
  • El matrimonio se basa en una relación de amor, igualdad y colaboración.

Reflexión…

  1. Al acabar de ver la película, ¿Qué entiendes por igualdad de género?
  2. Di el nombre de cinco mujeres que hayan cambiado el curso de la historia.
  3. Comenta estos dos textos:  
    1. «Los países en los que hay más igualdad de género experimentan un mayor crecimiento económico. Las empresas que cuentan con más líderes mujeres logran mejores rendimientos. Los acuerdos de paz que incluyen a las mujeres son más duraderos. Los parlamentos en los que hay más mujeres aprueban más leyes sobre cuestiones sociales clave como la salud, la educación, la lucha contra la discriminación y la manutención de los niños. Las pruebas no dejan lugar a dudas: la igualdad de la mujer supone progresos para todos.» (Secretario General, Ban Ki-moon).
    2. “La humanidad posee dos alas: una es la mujer, la otra el hombre. Hasta que las dos alas no estén igualmente desarrolladas, la humanidad no podrá volar” (B. Boutros Ghali)