Eco Diario de la Palabra
 

Hay Alguien que nos vive

En fin, en fin, tras tanto andar muriendo,

tras tanto variar vida y destino,

tras tanto de uno en otro desatino

pensar todo apretar, nada cogiendo,

tras tanto acá y allá yendo y viniendo

cual sin aliento inútil peregrino,

¡oh Dios!, tras tanto error del buen camino,

yo mismo de mi mal ministro siendo,

hallo, en fin, que ser muerto en la memoria

del mundo es lo mejor que en él se esconde,

pues es la paga de él muerte y olvido,

y en un rincón vivir con la victoria

de sí, puesto el querer tan sólo adonde

es premio el mismo Dios de lo servido.

(Francisco de Aldana, Soneto XLV)

Se le llamó «el Divino» al capitán Aldana. Cervantes y Quevedo lo admiraron. Cantó al amor, al amor sobre todo. Guerreó sirviendo a nobles y reyes, y con ellos encontró la muerte en la batalla. Cuarenta años, no más; después, silencio. El siglo de oro español fue tan descomunal, que apenas sabemos apreciar sus muchas plumas de plata…

No es del todo verdad que el tiempo haya pagado a Aldana solo con «muerte y olvido». Pero sí con silencio, como el que caerá también sobre nosotros. Un silencio, no obstante, que no le resta nada a la historia de este soldado, que no priva de valía su existencia.

Él mismo lo había adivinado «tras tanto acá y allá yendo y viniendo», tras tantos años de «pensar todo apretar, nada cogiendo»: al final, nos quedamos nosotros solos en un rincón, perdidos en la memoria de los siglos… Pero en ese rincón de soledad, ¿nos cabe alguna victoria o es todo una derrota insuperable? ¿Hay alguien allí que nos recuerde, que venga a pronunciar el nombre que poco a poco se va desdibujando?

El poeta creyó que sí. Que hay Alguien que nos vive por encima de la muerte, que hay algo de nosotros que siempre permanece: nada destruirá el querer que ponemos en Dios cuando solo le buscamos a Él, cuando buscarle a Él es ya la recompensa. Ese querer nos salva del polvo y la ceniza. Nos salva Dios, que es la memoria eterna de nuestro pobre nombre, el premio feliz de nuestra corta vida.  

A DIOS POR LA PALABRA (II) · DICKINSON

 

Certidumbre 
 
Yo jamás he visto un yermo 

y el mar nunca llegué a ver 

pero he visto los ojos de los brezos 

y sé lo que las olas deben ser. 

 

Con Dios jamás he hablado 

ni lo visité en el Cielo, 

pero segura estoy de a dónde viajo 

cual si me hubieran dado el derrotero. 

 

(Emily Dickinson, Certidumbre, versión de C. López Narváez). 

 

 

Conocemos a Dios aunque no lo sepamos: alivio. 

No saberlo es conocer menos a Dios: desgracia. 

Pienso, con Emily Dickinson, que caminamos a menudo en la certidumbre de la fe, aunque no nos demos cuenta de ello o no le pongamos ese nombre a la experiencia…; pero no darnos cuenta o no nombrar la fe nos empobrece. El resultado es una mezcla de anonimato y confesión; de alivio y de desgracia. 

Al menos sigue habiendo gente a nuestro lado que está segura del viaje que emprende… Certeza. Esperanza. ¡No es poco! Quién las tuviera siempre… 

Pero qué lástima viajar tan solamente, sin poder charlar con Aquel hacia quien vamos… Silencio. Soledad. ¡Cuánta estrechez! Quien pudiera acompañarse, ensanchar el camino de palabras… 

Y hablar con Cristo. Y visitar el Cielo. 

Se aprecia más el baile de las olas si se escuchan también los rumores del fondo… 

Mejor es la voz de Dios que solo su horizonte. 

A DIOS POR LA PALABRA (I) · ANTONIO MACHADO

Poned sobre los campos 

un carbonero, un sabio y un poeta. 

Veréis cómo el poeta admira y calla, 

el sabio mira y piensa… 

Seguramente el carbonero busca 

las moras o las setas. 

Llevadlos al teatro 

y solo el carbonero no bosteza. 

Quien prefiere lo vivo a lo pintado 

es el hombre que piensa, canta o sueña. 

El carbonero tiene 

llena de fantasías la cabeza. 

 

(Antonio Machado, Proverbios y cantares XXVI) 

 

 

Que venga Dios aquí por la palabra. Que vayamos a Él por la palabra. 

Eso quisiera ofrecer humildemente en medio de este mundo subyugado por la tiranía de la imagen. 

Para este viaje no sirve mi palabra, que apenas tiene recorrido y poso, pero sí la voz de los que han arañado el cielo con sus ecos, pues les ha sido dado el don de contemplar y transparentar la Belleza. La Belleza y la Verdad y la Bondad… ¡La Vida! ¡Dios! 

La Vida, sí. La Vida y Dios. Porque no nos interesa la capacidad que otros han tenido para admirarse o para decir las cosas hermosamente, sino que nos atrae Aquel a quien todos podemos admirar en nuestra propia vida, y la vida misma con sus cosas. 

Si el poeta y el sabio no llevan también dentro un carbonero, huera poesía, sabiduría vana. 

Saquemos del baúl de la poesía lo antiguo y lo nuevo. Convoquemos sus voces al camino. Quizá sin mucho tino, quizá con menos orden que concierto, rescatemos legajos de viejos poetas, cuartillas de poetas frescos… Vayamos hacia Dios por la palabra. Llena de fantasías la cabeza… ¡Y el capacho de moras! Y las manos tiznadas de carbón para encender el fuego. 

LOS CABALLOS DE DIOS de Mahi Bine Bine

loscaballosdedios (1)LOS CABALLOS DE DIOS

de Bine Bine, Mahi

(Ed. Alfaguara)

.

Acaba de llegar a nuestras librerías y desgraciadamente, su argumento es uno de esos temas que hoy por hoy  llenan portadas en la prensa y titulares en los informativos, tras los acontecimientos vividos en Europa en estas últimas semanas.

 .

“Los caballos de Dios” narra la historia de un grupo de chicos marroquíes, cuyo día a día transcurre en uno de los barrios más pobres y marginales de la ciudad de Casablanca. Acuciados por las drogas, el hambre, la desesperanza y el desencanto y sin un entorno familiar estable, son captados por un grupo integrista y tras caer en las redes del yihadismo, acaban radicalizándose y protagonizando uno de los atentados suicidas más importantes de los producidos en esa ciudad a principios de este siglo.

.

Seguramente todos hemos hecho algún comentario sobre lo vivido en estas semanas pasadas, pero es bueno conocer la realidad que en muchas ocasiones se esconde detrás de estas actitudes radicales, conocer el contexto en el que se mueven y del que se “nutren” muchos de estos movimientos violentos, porque son muchas las víctimas, de uno y otro lado… Quizá este Adviento sea un buen momento para reflexionar y ahondar en el verdadero sentido de la fe, porque más allá de los credos y de las diferencia entre las distintas culturas o religiones, todas tenemos un principio común, un Dios que es el Dios del amor….

.

.

Jovita Álvarez

GITÁNJALI de R. Tagore

GitánjaliGITÁNJALI

de Tagore, R.

(Ed. Mensajero)

.

Porque siempre es bueno hacer una parada, un alto en el camino que nos ayude a reponer fuerzas, a tomar conciencia de lo vivido… y nos impulse a  seguir adelante… Por eso, en este mes de noviembre, os recomendamos una “lectura reconstituyente”, de esas que nos ayudan a volver la vista hacia lo esencial, a cicatrizar nuestras heridas y a seguir avanzando con paso firme…

.

Gitánjali es un clásico de la literatura y la espiritualidad oriental, una colección de poemas con un profundo sentimiento religioso y un estilo sencillo, una  buena lectura  para ir preparándonos para un Adviento ya próximo…

.

.

.

.

POEMA 37

 .

Creí que mi peregrinación

había llegado a su término,

al límite último de mis fuerzas,

que el viaje había concluido,

que las provisiones estaban agotadas

y que ya era hora de recluirme

en algún oscuro rincón.

Pero ¡Qué buena noticia

me traen hoy tus designios!

Compruebo que no es mi final;

que, cuando las gastadas palabras

desaparecen de mi boca,

nuevas melodías brotan en mi corazón,

y, aunque se han borrado los camino de antaño,

nuevos y maravillosos horizontes se abren ante mí.

 .

.

Jovita Álvarez


EL LIBRO DE LOS GATOS HABILIDOSOS DEL VIEJO POSSUM de T.S. Eliot

9788493976958.

EL LIBRO DE LOS GATOS HABILIDOSOS DEL VIEJO POSSUM

de Eliot, T.S.

(Ed. Pre-Textos)

.

.

Quizá este título no te suene demasiado, y seguramente te sorprenderá descubrir que además de ser un libro de poemas, está especialmente recomendado a un público infantil… Pero las apariencias engañan…

 .

¿Quién no ha oído hablar alguna vez del músical “Cats” o no tarareado en alguna ocasión una de sus melodías? Pues sí, esa gran obra está basada en este libro infantil de poemas, “Old Possum’s book of Practical Cats”, aparentemente sencillo,  pero con un trasfondo realmente interesante, pues cada poema presenta a un gato diferente, cada uno de ellos con su propia personalidad… y en el fondo, reflejo o prototipo de caracteres y paradigmas más bien humanos que felinos…

Se trata de una obra muy divertida, con bonitas ilustraciones y adecuada tanto para los más pequeños, como para adultos… Un libro que te transportará a la infancia y que te arrancará más de una sonrisa….

 .

Uno de sus poemas más conocidos es “The naming of Cats”, que puedes leer a continuación, traducido al español, y escuchar, en su lengua original, haciendo click aquí

.

CÓMO LLAMAR A UN GATO

 .

Ponerle nombre a un gato es harto complicado,

desde luego no es un juego para los muy simplones.

Pueden pensar ustedes que estoy algo chiflado

cuando digo que al menos ha de tener tres nombres.

Lo primero es el nombre que le damos a diario;

como Pedro, Alonso, Augusto o Don Bigote;

Como Víctor o Jorge o el simpático Paco.

Todos ellos son nombres bastante razonables.

Los hay más bonitos y que suenan mejor

para las damas y los caballeros,

como Admetus, Electra, Démeter, o Platón,

pero todos son nombres demasiado discretos.

Y un gato ha de tener uno más especial,

que sea peculiar, algo más digno.

¿Cómo, si no, va a alzar su rabo vertical

o atusar sus bigotes y mantenerse altivo?

De nombres de este tipo os puedo dar un quórum

como son Mankostrop, Quoricopat o Qaxo,

también Bamboliurina o, si no, Yellylorum,

son nombres que jamás compartirán dos gatos.

Pero a pesar de todo, nos queda un nombre más,

y ése es el que tú nunca podrás adivinar,

el nombre que los hombres jamás encontrarán.

Que solo el gato lo sabe y no confesará.

Si un gato ves en meditación,

el motivo nunca te asombre.

Su mente está en contemplación

de la Idea Una de su nombre.

Su inefable, efable,

efainefable,

único, oscuro, inescrutable Nombre.

 .

.

Jovita Álvarez

POEMAS PARA LA UTOPÍA de Antonio López Baeza

POEMAS PARA LA UTOPÍA

de López Baeza, Antonio

(Ed. Sal Terrae)

 .

.

Poemas_utopiaSeptiembre es época de reencuentros, con los amigos, con los compañeros… es el momento en que retomamos, con alegría e ilusión, nuestras rutinas vitales, afrontando los nuevos retos que nos impone el trabajo, el curso escolar….

.

Por eso, en este tiempo tan especial, cuando el entusiasmo ante esa nueva etapa o proyecto que ahora iniciamos y el miedo ante lo desconocido, caminan de la mano, os proponemos un libro de poesía fundamentada en los salmos.

.

“Poemas para la utopía” es una recopilación de cincuenta y nueve obras, que tomando como referencia diferentes salmos bíblicos, nos ofrecen unos textos para un momento de reflexión u oración, para serenarnos en mitad de nuestra vorágine diaria y dejar un espacio a la Palabra….

.

 .

ASAMBLEA DE LOS CORAZONES UNIDOS

 .

LOS cimientos de la casa de Dios


están en los corazones unidos.


El Señor ama las puertas de hermandad

más que todas las riquezas de la técnica.

Ciudad de hermanos:


¡Qué cosas tan hermosas dice Dios de ti!

“Entre los pueblos que me conocen


se cuentan los sabios y los artistas,

los descubridores, los revolucionarios, los utópicos…

¡Todos ellos florecieron en ti!”.

De la asamblea de los que son convocados por el amor

se dirá aquel día:


“El Altísimo en persona ha sido su alimento;


es el Señor el que se elige de entre todos los pueblos

 hombres puros para el amor”.

Y todos aquellos que saben alegrarse

con poemas, danzas y canciones;


los que encuentran su paz en el abrazo, dirán:

“¡Ciudad de hermanos, 


asamblea de los corazones unidos,


tú eres mi único hogar”.

(Salmo 87)

.

.

Puedes descargarte el libro desde la página web del autor, AQUÍ

.

Y en http://www.feypoesia.org puedes encontrar más obras suyas.

.

.

 Jovita Álvarez

cheap robaxin
antibiotic treatment of sinusitis

CANTO CÓSMICO de Ernesto Cardenal

CANTO CÓSMICO

de Cardenal, Ernesto

(Ed. Trotta)

 .

.

Ernesto Cardenal es uno de los poeta latinoamericanos más importantes de la actualidad. Su compromiso con la realidad social y política de su país, Nicaragua, así como su propia experiencia religiosa, quedan reflejados en sus obras… Una de ellas, “Canto cósmico”, os la recomendamos como lectura para esta Pascua, un tiempo especialmente propicio para contemplar, disfrutar de la belleza, amar y sentirse amado…

 

 

Estrellas y luciérnagas

Cantocósmico(…)

Seres esencialmente cósmicos:

No podemos excluir a la tierra de la eternidad.

Esas luces allá arriba, la Jerusalén Celestial.

Si en matemáticas son infinitos los números, los pares y los impares


¿por qué no una belleza infinita y un amor infinito?


Es una constante en la naturaleza
la belleza.


De ahí la poesía: el canto y el encanto por todo cuanto existe.

La tierra podría haber sido igual de funcional, de práctica, 
sin la belleza.

¿Por qué pues?
Todo ser es suntuario.

¿Necesario acaso que dieras tan lujosísimas joyas

a tan efímeros peces
saltando este atardecer en el plan del bote?

Ámame, y si soy nada, 
seré una nada con tu belleza en ella refractada.


Al fin y al cabo de la nada nació todo, nada vacía llena toda ella

de la urgencia de ser.


Amor ciertamente fuera de este mundo sublunar (…)

.

.

Puedes descargártelo aquí

.

.

Jovita Álvarez
oral herpes
depression treatment washington dc

EL POBRE DE ASÍS de Nikos Kazantzakis

En esta ocasión os recomendamos una novela que quizá no os resulte familiar, pero que os permitirá acercaros a la persona de San Francisco de Asís y conocer de cerca su trayectoria vital, desde su alocada juventud hasta la fundación de la Orden Franciscana.

 

“El pobre de Asís” narra, de mano de uno de los primeros hermanos franciscanos, Fray León, la historia de Francisco. Hijo de un rico comerciante textil de la ciudad de Asís, Francisco llevaba una vida propia de un chico de su edad y posición social, cuando un día sintió la llamada de Dios que le interpelaba y urgía a reparar su Iglesia. Así, dejando todo cuanto poseía, inició la reconstrucción de la iglesia de San Damián, para luego embarcarse en una aventura de mayores proporciones… Y aunque en un primer momento fue tildado de loco por su familia y vecinos, pronto otros jóvenes de su ciudad y de pueblos vecinos, decidieron unirse a su proyecto, fundándose así la Orden Franciscana.

 

elpobredeasis

La vida de Francisco no fue sencilla, en su afán de vivir pobremente, tuvo que superar muchas dificultades, momentos de dolor, soledad, incomprensión, incluso por parte de sus propios frailes, pero siempre se mantuvo fiel, viviendo de manera humilde, buscando a Dios en las pequeñas cosas, en lo débil y sencillo en la Naturaleza, en los más pobres y pequeños…

 

Si quieres puedes descargar el libro en formato pdf en el siguiente enlace:

“El Pobre de Asís”

 

 

 

 

Jovita Álvarez Alonso