Eco Diario de la Palabra
 

TIEMPO DE OBJETIVOS

Hay fechas clave en el año que nos invitan a revisar nuestros objetivos y plantear que nuestra vida necesita un cambio de dirección. La llegada del año nuevo es una de ellas. ¿Qué tal si revisamos también nuestra implicación en los ODS?

El SDG Index 2018, establece un ranking mundial que mide el avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y permite disponer, mediante un código de flechas de colores, los progresos que los gobiernos han realizado para alcanzarlos en 2030.

No hay ningún país que esté por el buen camino para alcanzar los Objetivos. España puntúa especialmente bajo en innovación, consumo y producción, cambio climático y vida submarina. Presenta una tendencia positiva en salud, igualdad de género, gestión del agua, energía y acción climática, pero está retrocediendo en la lucha contra las desigualdades y en las alianzas para lograr los ODS.

El Papa Francisco, al reflexionar sobre lo que le está pasando a nuestro hogar común, nos habla de la importancia de analizar y revisar la realidad, “ya no podemos barrer debajo de la alfombra”. Y continúa señalando cuál es el objetivo: ser dolorosamente conscientes, atrevernos a convertir lo que está sucediendo en el mundo en nuestro propio sufrimiento personal y así descubrir lo que cada uno de nosotros puede hacer al respecto.” (Laudato Si, 19)

Los ODS son una oportunidad “para que nadie se quede atrás”, para promover la prosperidad de las personas y el cuidado por nuestra casa común en base a los valores fundamentales de la doctrina católica, como solidaridad, inclusión, participación y preocupación por el medio ambiente.

Cáritas nos ofrece algunas propuestas concretas para influenciar sobre las políticas, para asegurar que nuestros gobiernos implementen plenamente los ODS y rindan cuentas de su impacto. ¿Te apuntas?