Eco Diario de la Palabra
 

Esperar contra toda esperanza II

Hoy vamos a recordar algunos personajes bíblicos que supieron esperar contra toda esperanza y además, salieron renovados y fortalecidos, aportando lo mejor de ellos a su entorno.

¿Conoces la historia de Jose? Era el hermano más pequeño y los celos y envidias de sus hermanos le llevaron a verse vendido como esclavo fuera de su familia y su patria.

“Vosotros intentasteis hacerme mal, Dios intentaba convertirlo en bien, conservando así la vida a una multitud, como somos hoy” (Gn 50,20)

O el caso de Job que pierde todo, hasta su propia salud y es capaz de reponerse en lugar de buscar explicaciones racionales donde muchas veces no se pueden encontrar.

O el apóstol Pablo, que llegó a encontrarse en situaciones sumamente difíciles y pudo aprender a estar en paz en medio de ellas:

Sé andar escaso y sobrado. Estoy avezado a todo y en todo: a la saciedad y al hambre; a la abundancia y a la privación “Todo lo puedo en Aquel que me conforta” (Filipenses 4, 12-13).

Y así, en cada momento poder decir: lo pongo todo en manos de Dios porque “en la tormenta, Señor tú eres mi calma”.

Inmaculada 2018: LIBREMENTE Y POR SU PROPIA VOLUNTAD

“La encarnación no sólo fue obra del Padre, de su Poder y de su Espíritu, sino también la obra de la voluntad y de la fe de la Virgen. Sin el consentimiento de la Inmaculada, sin el concurso de la fe, ese designio era tan irrealizable como sin la intervención de las propias tres Personas divinas. Sólo después de haberla instruido y persuadido, la toma Dios por Madre y toma la carne que Ella consiente en prestarle. Así como Él se encarnaba voluntariamente, quería así mismo que su Madre lo pariera libremente y por su propia voluntad” (Nicolás Cabásilas).

Las Claretianas nos llamamos “Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas” y estamos de fiesta. Todos lo estamos. Ella, la Inmaculada, la llena de gracia, es también la llena de esperanza. pues para “Dios todo es posible” y María lo cree firmemente. Libremente. No en el aire. En su propia carne. En lo más concreto.

Que ella sea la “gran señal en nuestro caminar” como dicen nuestras Constituciones y nos ayude a no perder la esperanza y la libertad. Nunca.

 

“La nostalgia es buena pero la esperanza es mejor”

Cuenta el mito de Pandora que cuando esta bendita mujer abrió su caja todos los males se esparcieron por la tierra y sólo quedó dentro la esperanza. Sí, esa hermana pequeña de la fe y el amor que a veces tan poca atención prestamos y que, sin embargo, su sola presencia o ausencia puede cambiarnos la vida.

¿Tú estás como Pandora y sientes que alguien ha abierto la caja de los truenos en tu vida o en tu mundo?, ¿te quedan fuerzas para mirar al fondo de la caja y recuperar a la pequeña esperanza?, ¿la buscas?

Nosotros te proponemos aprovechar este tiempo para crecer en esperanza, para acogerla, para cuidarla ¡Es tan fácil desesperarse, desvincularse de la vida, de los sueños, de las ganas de amar y de fiarnos! ¡Pero necesitamos tanto este ejercicio de esperar contra toda esperanza…!

Ayudémonos unos a otros. Necesitamos elegir la esperanza. Que nada ni nadie nos la robe. Que ningún mal nos la arrebate.

#ParísyClaret: ANTEPONER LA MISIÓN, GENERAR SINERGIAS

  • ¿Qué santo has elegido?

Elegimos dos: san Antonio Mª Claret y Mª Antonia París. Juntos fundaron las Misioneras Claretianas en Cuba, en 1855.

  • ¿Por qué eliges poner este santo en tu vida?

Me llama la atención que siendo tan distintos fueron capaces de crear algo juntos de tanta envergadura como es iniciar una familia misionera que continúa hasta hoy y que no se entendería si faltara uno de los dos. Mira si son distintos que algunos hasta dudan de que Claret sea nuestro Fundador verdaderamente… “Son dos plumas movidas por el mismo Espíritu”, decía un contemporáneo suyo.

  • ¿Qué tuvo su vida de especial?

Destacaría de Claret su capacidad para poner en el centro su vocación fundamental, la de ser misionero y ser capaz de aplicarlo en las circunstancias más diversas. Fue misionero siendo cura por los pueblos de Cataluña y las Islas, arzobispo en Cuba, confesor de la Reina en la Corte y desterrado tras participar en el Conc. Vaticano I. ¿No es increíble la capacidad de mantener tu esencia más auténtica aunque la vida te ponga en situaciones aparentemente tan contrarias?

De la M. París destacaría su tenacidad humilde, no sumisa (¡nunca lo fue y por eso se ganó también el desafecto de importantes personajes!). Y su capacidad para mantenerse en lo que sentía que era lo suyo, aunque no cuadrara con las normas eclesiásticas de su época y se arriesgara a lo que ocurrió: que parte de sus propias monjas y los confesores más cercanos se pusieran en su contra. Solo el paso del tiempo va poniendo a cada cual en su lugar, pero ¡qué difícil! “Apelo al silencio”, dice ella cuando la difaman y contrarían.

  • ¿Qué invitación nos haría hoy?

París y Claret son claro ejemplo de que cuando hay un objetivo común auténtico, una misión por encima de nuestras diferencias, somos capaces de trabajar y vivir juntos, de generar nuevas sinergias para el bien común. Si damos prioridad a lo que nos diferencia es que la obra encomendada no está en el centro realmente. Y eso es muy serio…

Preparándonos para celebrar #Claret 2018 Día 3

“En medio de esta barahúnda de cosas…, me acordé de haber leído desde muy niño aquellas palabras del Evangelio: ¿De qué le aprovecha al hombre el ganar todo el mundo si finalmente pierde su alma? Esta sentencia me causó una profunda impresión… fue para mí una saeta que me hirió el corazón; yo pensaba y discurría qué haría, pero no acertaba” (Aut 68)

¿Cuál es la frase que más ha influido en tu vida?

Preparándonos para celebrar #Claret 2018 Día 2

“La virtud más necesaria es el amor. Sí, lo digo y lo diré mil veces: la virtud que más necesita un misionero apostólico es el amor. Debe amar a Dios, a Jesucristo, a María Santísima y a los prójimos. Si no tiene este amor, todas sus bellas dotes serán inútiles; pero, si tiene grande amor con las dotes naturales, lo tiene todo” (Aut Claret 438)

¿Qué es lo mejor que hay en ti y a lo que no renunciarías para ser tu mejor tú?

Preparándonos para celebrar #Claret 2018

“Quien más y más me ha movido siempre es el contemplar a Jesucristo cómo va de una población a otra, predicando en todas partes; no sólo en las poblaciones grandes, sino también en las aldeas; hasta a una sola mujer, como hizo a la Samaritana, aunque se hallaba cansado del camino, molestado de la sed, en una hora muy intempestiva…” (Aut. Claret 221).

¿Y a ti qué es lo que más y más te mueve en la vida?