Eco Diario de la Palabra
 

Ser gerundio y no participio

Sabemos que vivimos en proceso y que siempre es tiempo para cambiar y crecer, pero no siempre lo aplicamos ni a los demás ni a nosotros mismos. Cuántas veces nos ha pasado lo mismo que les sucedió a los vecinos de Nazaret (Mc 6,1-6). El evangelio nos cuenta que Jesús, cuando volvió a su pueblo, no pudo hacer allí ninguno de los milagros que había realizado en otras aldeas. Y el motivo no es que Él fuera distinto o que en ese lugar no hubiera necesidad de mostrar con gestos que el Reino de Dios se hacía presente venciendo el mal. La razón fue que sus habitantes no pudieron acoger que el Galileo pudiera ser distinto al niño que habían conocido. Tampoco nosotros somos capaces de descubrir la novedad de quienes nos rodean y acabamos encerrándoles en el estrecho corsé de la idea que nos hemos hechos sobre ellos, sin dejar que sus palabras y sus gestos nos rompan esos esquemas.   

Cuando se trata de nosotros mismos también nos cuesta aceptar que podemos ser más de lo que somos. Y este potencial desconcertante que tenemos y que se esconde a nuestra propia mirada coincide con lo que Dios descubre en nuestro corazón. Por eso, cuando Él desvela nuestra vocación, nos surgen las pegas y dificultades de reconocernos pequeños a los que la llamada les queda demasiado grande. Eso sí, porque se nos olvida contar que no somos “participio” y que Él camina a nuestro lado. El sueño que el Señor alberga para nuestra vida desborda con mucho nuestras capacidades y habilidades, pero cuenta con nuestro “ser gerundio” y, sobre todo, con su poder para sacar a la luz nuestro mejor yo. ¿Le dejaremos que nos vaya cambiando?

¿Sentados o levantados?

Me he acordado de una costumbre que teníamos en el colegio y que ahora puede resultar curiosa: cuando llegaba un adulto a la clase nos poníamos todos en pie. Seguramente esa expresión de respeto se ha quedado obsoleta, pero me recuerda que nuestra postura ante los demás no es irrelevante. Y, claro, no me refiero tanto a la posición corporal como a la que adquirimos con nuestra existencia. Nuestro lenguaje cotidiano delata esta importancia, porque hablamos de estar “por los suelos” o de “venirnos arriba” según sea nuestro estado de ánimo. Por eso, no sobra preguntarnos si es más frecuente encontrarnos rendidos o alzados y mirando a los ojos a la vida.

También el Evangelio recurre a esta vinculación entre la postura de sus personajes y lo que viven dentro de su corazón. El hijo menor, que le había deseado la muerte a su padre y que malgasta sus bienes hasta terminar deseando comer el alimento de un animal impuro como el cerdo, inicia su regreso a la casa paterna diciéndose en el interior: “me levantaré e iré a mi padre…” (Lc 15,18). La postración a la que la enfermedad empujaba a la suegra de Pedro también terminó cuando el mismo Jesús se inclinó sobre ella y esta “se levantó inmediatamente” (Lc 4,39).

La Cuaresma que hoy comenzamos con el miércoles de ceniza es un tiempo propicio para mirar nuestro corazón y prestar atención a cuál es nuestra posición ante la vida y ante el Señor. No será difícil descubrir que, de un modo u otro, alguna parte de nosotros está “postrada” y deseando ponerse de pie ante las palabras y la mirada de Jesús. Él nos sueña levantados por su amor, capacitados para enfrentarnos a lo cotidiano desde su mirada y capaces de erguirnos con la propia existencia entre las manos.

DIME CON QUIÉN ANDAS… 18 febrero – 1er CUARESMA

1er Domingo de Cuaresma

18 febrero.

«Dime con quién andas y te diré quién eres»

¡Cuántas veces nos ha salido del alma pronunciar este refrán o alguna de sus múltiples variantes…! Dime cómo vistes… dime lo que gastas… dime como sueñas… y te diré… QUIEN ERES. ¿Cuántas veces te lo han recordado reprochando algunas de tus compañías? Y es que -dicen también- que todo se pega menos la hermosura…

Parece que analizar las compañías que frecuentamos puede sernos de ayuda en la definición de lo que somos, de nuestra propia identidad, y algo de verdad hay en ello. Sabemos que las compañías de Jesús fueron de todo tipo…

En el Evangelio de hoy, por una parte, es el Espíritu quien le rodea y le empuja al desierto (que no parece el mejor sitio para pasarlo bien, precisamente). Por otra parte, ahí entra en escena Satán, el embaucador, el adversario, el que divide, el que lleva por el camino del mal… ¡es lo más alejado de lo que conocemos de Jesús! Él, el camino, Él la Verdad, la Vida, el Amor… ¡mira que andar con estas compañías…! Y esto es solo el comienzo de lo que seguirá siendo una práctica habitual en él.

En el desierto se dejará tentar por Satán… como un humano más. Antes de empezar su misión Jesús quiere ir despacio, como dice otro refrán (vísteme despacio que tengo prisa) y apuntalar bien lo que va a ser y hacer. El desierto es un crisol donde se purifican intenciones y maneras, estilo de vida y decisiones. Con esta mala compañía, la del “enemigo de natura humana”, mejor no hacer componendas porque conoce tus puntos flacos… hay que hacerle frente apoyados en la Palabra, en la experiencia, en los buenos consejos de gente sabia… y siempre estar dispuestos a la conversión, a dar la vuelta por los caminos donde esta mala compañía nos llevó y que no llevan a ninguna parte. Mejor en esta Cuaresma ponerse morado de buenas compañías, buena gente que nos ayude a ser la mejor versión de nosotros mismos. Y sin duda el más experimentado, el propio Jesús. “Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.” (Heb 4, 15-16)

LA ISLA DE LOS MONJES

La isla de los monjes

 

1.- Ficha técnica:

Título original: De terugkeer van de monniken op Schiermonnikoog

Año: 2017

Duración: 69 min.

País: Países Bajos (Holanda).

Dirección: Anne Christine Girardot

Reparto: monjes del convento de Sión.

Estreno en España: 8 de diciembre 2017.

Etiqueta: Documental.

Etiquetas pastorales: Religión, vocación, cambio, desprendimiento, testimonio.

2.- Sinopsis:

Este documental nos acerca a la vida de ocho monjes trapenses, sexagenarios, que viven en el Monasterio de Sión, en la localidad holandesa de Diepenveen que, tras sentir que Dios les estaba mostrando otro camino, deciden poner en venta su convento e iniciar una nueva comunidad en la “Isla de los Monjes Grises”.

3.- ¿Por qué ver la “Isla de los Monjes”?

En una de sus “genialidades” dice el Papa Francisco: “Nunca he visto un camión de mudanzas detrás de un cortejo fúnebre, nunca. Pero existe un tesoro que podemos llevar con nosotros, un tesoro que nadie puede robar, que no es “lo que hemos ahorrado” sino “lo que hemos dado a los demás”.

¿Ha hecho alguna vez mudanza? Si no es así, imagínate que vives en el barrio de toda la vida y que mañana, por distintas razones te tienes que ir a otro lugar. Piensa: ¿Qué sentirías? ¿Qué te llevarías? ¿Qué dejarías? Probablemente empezarías a pensar en todas las cosas materiales que tienes y que, incluso, no sabes qué hacer con ellas. Pues bien, ahora piensa en un grupo de monjes, que viven en un monasterio de más de 150 años y por el que han pasado generaciones y generaciones de hombres, y que han hecho voto (promesa) de permanencia hasta la muerte, se ponen a la escucha de lo que Dios les está pidiendo y deciden marcharse a otro lugar. El documental, trata del valor del desprendimiento de lo necesario y de quedarse con lo esencial.

Probablemente solo le interesará a personas con cierta sensibilidad espiritual, pero puede ayudar a creyentes y no creyentes, porque es la historia de unos hombres que “en el ocaso de su vida” tienen que enfrentar nuevos desafíos.

¿Qué más nos enseña?

  • Que el desacomodo, los cambios no son sencillos. Estos producen dudas, temores y movimientos internos y externos (volver al ruido desde el silencio, comprar en el supermercado en vez de vivir de la tierra, subir a un autobús en vez del caminar pausado).
  • Que para seguir un sueño tienes que abandonar las seguridades.
  • Descubrir que algo que era esencial (vivir en el monasterio) deja de serlo, cuando la estructura misma les asfixia son capaces de liberarse de aquello que les sujetaba.
  • La relación con Dios en el silencio puede ser en cualquier momento y lugar, no necesitas un espacio concreto.
  • La importancia de hacerse preguntas para recuperar el sentido y encontrar la vocación a la que son llamados. El encuentro con Dios desde lo original de sus orígenes.
  • Hacernos significativos en una sociedad cambiante, ser una propuesta alternativa en un mundo que se ha ido vaciando de fe: “no tenemos ninguna utilidad, nuestra única razón de existir es ser presencia de Dios en el mundo”.
  • Ser conscientes de “lo importante que hemos sido y somos para la gente”. Nuestro testimonio marca a los demás.
  • Ante una sociedad tan materialista, nos transmiten un mensaje de esperanza: “tu valor infinito no está en lo útil que eres, o en lo que haces, sino en tu dignidad como hijo de Dios”.
  • La presencia constante de la muerte (cementerio de los monjes) y la serenidad con que se afronta.

Es un documental muy humano. Durante el mismo utiliza mucho la metáfora del faro. Este es una construcción quieta, erguida, que se mantiene firme con el paso de los años, produce luz para guiar a quien quiera mirar hacia él. En definitiva, lo mismo hacen ellos: el mundo cambios, pero ellos ahí están para que quien se cruce con ellos experimente algo de la luz y el amor de Dios.

3.- Reflexión personal:

 Una palabra con la que definirías el documental

  1. ¿Qué destacarías del mismo?
  2. Si tuvieras que hacer mudanza ¿Qué te llevarías? y ¿Qué dejarías?
  3. ¿Cómo afectan las pérdidas al corazón?
  4. Comenta las frases:
  • “Cerré los ojos y le pedí un favor al viento: llévate todo lo que no sea necesario. Estoy cansada de equipajes pesados que no me dejan avanzar. De ahora en adelante, solo quiero llevar lo que quepa en mi bolsillo y en mi corazón”.
  • «El coraje y atrevimiento de esos monjes me conmovió, pero sobre todo me imaginé que conocerían los dilemas, las dudas, el dolor que supone soltar la riendas de tu vida, la seguridad y el lugar que escogieron para el resto de su vida. Aunque hoy en día nos resulta difícil ponernos en los zapatos de un monje, sus problemas en este caso me parecieron universales: todos tememos abandonar nuestras seguridades para seguir un sueño, una vocación, un camino…».
  • “Ahora es cuando te das cuenta lo importante que hemos sido para ellos, a mucha gente le resulta inimaginable pensar que nos vamos”.
  • “Dios es el motivo por el que vine aquí, no se necesita nada más, el resto es superfluo”.
  • “El hecho de que estemos aquí es una señal muy clara de que no debemos dejar de rezar”.

 

  1. Trailer:

SILENCIO

“SILENCIO”

“Hay veces que el amor más intenso se encuentra detrás del silencio más profundo”

 

silencio-cartel-7295

1.-Ficha técnica:

.

Título original: Silence

Año: 2016

Duración: 159 min.

País: Estados Unidos

Director: Martin Scorsese

Guión: Jay Cocks, Martin Scorsese (Novela: Shusaku Endo)

Música: Kim Allen Kluge, Kathryn Kluge

Reparto: Andrew Garfield, Adam Driver, Liam Neeson, Ciarán Hinds, Issei Ogata, Tadanobu Asano, Shin’ya Tsukamoto, Ryô Kase, Sabu (AKA Hiroyuki Tanaka), Nana Komatsu, Yôsuke Kubozuka, Yoshi Oida, Ten Miyazawa

Estreno en España: 06 de enero 2017.

Etiquetas: Drama, historia Siglo XVII.

Etiquetas pastorales: Religión (fe, vocación, martirio, apostasía…)

 

2.- Sinopsis

 .

“Silencio” está ambientada en la segunda mitad del siglo XVII. Dos sacerdotes jesuitas portugueses (Rodríguez y Garrpe) emprenden un viaje hasta Japón para encontrar al P. Cristóbal Ferreira, su maestro y formador, que según cuentan apostató de su fe, tras sufrir torturas y ver morir a sus compañeros.

.

Los dos sacerdotes vivirán, en su propia carne, la persecución japonesa hacia los cristianos, que sometidos a un régimen dictatorial busca eliminar cualquier influencia occidental en el país.

 .

3.- ¿Por qué ver Silencio?

 .

A lo largo de tu vida, seguro que has vivido la experiencia de “quedarte sin palabras” o no saber que decir o hacer ante un acontecimiento que ocurre a tu alrededor o ante una persona. Pues, así me ha dejado a mí esta película,… en silencio y sin muchas palabras qué decir.

 .

Sobre la película, se dirán muchas cosas y habrá muchas opiniones; tanto para críticos como espectadores, creyentes y no creyentes. Unos, los más cinéfilos, dirán que es una obra maestra e indispensable. Para otros habrá sido tediosa, cruel, larga…Pero lo más seguro, es que a nadie habrá dejado indiferente.

 .

Es una película profunda, densa y en momentos compleja donde nos presenta distintas maneras de entender la fe. Una película que hace pensar y preguntarte: Y yo, en su lugar, ¿Qué haría?. ¡Qué difícil es ponerse “en los zapatos” de los demás!.

 .

Dentro del drama, la crueldad y la sinrazón que muestra la película, creo que está bien tratada e incluso, me atrevería a decir que resulta una película “bella” para los que tenemos una cierta “sensibilidad espiritual”.

 .

 “Silencio” presenta la dura lucha interior, la crisis personal y el valor de la espiritualidad en el ser humano. No solo del protagonista (P. Rodríguez), sino de cada uno de los personajes. Cada uno de ellos te lleva a una profunda meditación espiritual  sobre la fuerza de la fe en la vida del ser humano. Es una película inquietante donde nos presenta el rostro de Dios de una manera profunda y cuestionante. La película también nos habla de:

 .

  • La inculturación de la fe, y las consecuencias que trae consigo.
  • La violencia y persecución religiosa.
  • La crueldad del ser humano por defender unas convicciones religiosas, políticas o sociales.
  • La fidelidad de los pequeños y sencillos, de los pobres. La fe sencilla y valiente  de los cristianos ocultos y verdaderos.
  • El silencio de Dios, un Dios que calla ante el sufrimiento de los inocentes.
  • La centralidad de Jesucristo en nuestra vida de fe.
  • Nuestro silencio ante el sufrimiento ajeno.
  • La debilidad del ser humano ante el miedo a la tortura de sí mismo y de los demás.
  • La apostasía “externa” de los cristianos por miedo al dolor, pero que después se acercan a la confesión buscando la misericordia de Dios.  La fuerza de la gracia de Dios que siempre está ahí y es inagotable.
  • La fuerza de los sacramentos en la vida de los cristianos.
  • La tristeza y el sinsentido en la vida cuando uno “ha traicionado” aquellas convicciones o creencias por las que ha luchado toda la vida.

 .

El P. James Martin, sj y asesor de la película dice: «Es una obra maestra. No me avergüenza decir que he llorado cada vez que la he visto. Muestra a la perfección las complejidades de la fe y el viaje espiritual de los hombres. Creo que conectará con la gente, creyentes y no creyentes”.

.

4.- Reflexión personal

.

  1. Una palabra que te deja la película…
  2. Una escena…
  3. Un personaje…
  4. Un sentimiento…
  5. ¿Qué te dice esta película sobre nuestra realidad actual de tantos cristianos que vuelven a ser brutalmente perseguidos y cruelmente asesinados?
  6. Comenta la frase: “Hay que ponerse en el lugar del otro para darse cuenta lo difíciles que pueden llegar a ser las cosas”

.

5.- Trailer

.

.

.

Beatriz Mª Pereiro Acevedo

 

EL APÓSTOL

El apóstol

.

“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencias y la libertad de manifestar su religión o creencia, ya sea solo o en común con otros y en público o en privado, enseñarla, practicarla, el culto y la observancia de los ritos.” (Art. 18 DDHH)

.

El_apostol_Id71[1]_(2014).

Título original: L’apôtre

Año: 2014

Duración: 117 min.

Directora: Cheyenne Carron

Guión: Cheyenne Carron

Música: Patrick Martens

Protagonistas: Norah Krief, Fayçal Safi, Camille Lavabre, Salah Sassi, Brahim Tekfa, Sarah Zaher

Fecha de estreno: 7 de agosto de 2015

Etiqueta: Drama

Etiquetas pastorales: Religión (relación entre musulmanes y cristianos), conversión, …

.

.

1.- Sinopsis:

.

Akim es un joven musulmán que vive en Francia con su familia. Todos esperan de él que sea el próximo imán de su comunidad. Un día, conoce a un joven cristiano con el que empieza una gran amistad. Este lo invita al bautizo de su hijo y, desde este momento, la vida de Akim cambia por completo. Después de un proceso interior, decide convertirse al Cristianismo. Lo que le llevará a enfrentarse a su familia, a sus amigos, a su comunidad musulmana y especialmente a su hermano que se niega a aceptar su conversión. En esta búsqueda conoce a otras personas que viven sus mismas circunstancias y está decidido a defender su nueva situación como creyente.

.

2.- ¿Por qué ver El apóstol?

.

Nos encontramos ante una película complicada por las circunstancias de su estreno. En Francia y otros lugares no pudo ver la luz por el miedo que generó el atentado contra el periódico Charlie Hebdo unos meses antes (Enero 2015) y sus posibles represalias. La película nos plantea un tema de mucha actualidad, la relación entre las distintas religiones, especialmente la musulmana y cristiana.

.

La directora, musulmana argelina de nacimiento pero católica por adopción, no se anda con rodeos. La película consigue cuestionar al espectador, con cierta inquietud religiosa, sobre la intolerancia religiosa y la vivencia de la fe.

.

También nos plantea el dilema entre un dios castigador (Alá) o la estigmatización del Islam y un dios compasivo (el Dios cristiano) o la apología del Cristianismo como creencia redentora. En este aspecto, la directora no ha sido demasiado objetiva en su planteamiento, pero tampoco  pretende ser hiriente contra el Islam, que por otro lado lo trata con sumo respeto, es claro que no identifica a todos los musulmanes con la violencia y debe ser vista como “un bello canto al amor que Dios siente hacia los hombres y la descripción de la íntima respuesta de una persona a la llamada de ese amor…”. Deja la “puerta abierta” al debate y a la reflexión.

.

Es muy interesante el proceso de conversión. Ante el gesto de caridad cristiana de un sacerdote católico, que perdona al asesino de su hermana. Akim se conmueve y se despierta su curiosidad por conocer más del cristianismo. Este proceso interior le lleva a experimentar: el sufrimiento y drama que se produce en sus padres, el apoyo de su hermana pequeña, la intransigencia de su hermano mayor, la mayor o menor intolerancia de la comunidad musulmana, la experiencia y vivencia de otros musulmanes convertidos al cristianismo y el acompañamiento del sacerdote. Es una historia hecha desde la profundidad del corazón y que nos lleva a cuestionar cómo vivimos y testimoniamos nuestra fe, qué sentido da Jesús a nuestras vidas y la vivencia del perdón.

.

¡Ojalá! En nuestra sociedad tan marcada por el odio y la violencia al que es distinto, podamos experimentar la vivencia de la escena final: “Dos hermanos que se reconcilian, se aceptan y respetan cada uno en lo que es y vive y que pueden rezar juntos”.

.

3.- Para la reflexión:

.

1.-  Tu primera impresión de la película. Una palabra, una escena, un personaje, …

2.-  ¿Qué opinas de la creencia de muchos que el Islam es sinónimo de terrorismo?

3.- ¿Qué opinas del extremismo religioso en cualquier religión?

4.- ¿Crees que la religión debe ser un puente entre culturas o un elemento conciliador?

5.- ¿Qué opinas de estas frases:

“Esta película es un bello canto al amor que Dios siente hacia los hombres y 
la descripción de la íntima respuesta de una persona a la llamada de ese amor…”
 
“Me hallaréis cuando me busquéis de corazón” (Jr. 29, 13). 

 .

4. Trailer

.

 

.

.

Beatriz Mª Pereiro Acevedo

UN LARGO VIAJE

Un largo viaje

.

Ficha técnica:

.

Un_largo_viaje-273074427-large.

.

Título original: The railway man.

Dirección: Jonathan Teplitzky.

Países: Australia y Reino Unido.

Año: 2013. Duración: 116 min.

Género: Biopic, drama.

Interpretación: Colin Firth (Eric), Nicole Kidman (Patti), Jeremy Irvine (Eric joven), Stellan Skarsgård (Finlay), Sam Reid (Finlay joven), Hiroyuki Sanada (Takeshi Nagase).

Guión: Frank Cottrell Boyce y Andy Paterson; basado en el libro de Eric Lomax.

Producción: Chris Brown, Bill Curbishley y Andy Paterson.

Música: David Hirschfelder.

Fotografía: Garry Phillips. Montaje: Martin Connor.

Diseño de producción: Steven Jones-Evans.

Vestuario: Lizzy Gardiner. Estreno en España: 4 julio 2014.

.

.

.

.

Argumento

.

Colin-Firth-Nicole-Kidman-protagonizan_TINIMA20140629_0075_5Eric Lomax es un oficial británico fascinado desde su infancia por los ferrocarriles. Durante la Segunda Guerra Mundial fue capturado por los japoneses y enviado a un campo de trabajo en la línea férrea entre Birmania y Tailandia. Allí, él y sus compañeros tuvieron que sobrevivir en condiciones extremas a las torturas de sus captores. Décadas después, Lomax vive en el norte de Inglaterra retirado junto a su esposa Patricia y centrado en su pasión por los trenes, cuando descubre que el soldado japonés responsable de gran parte de su sufrimiento sigue vivo.

.

Trailer en español

.

  .

.

¿Por qué la recomendamos?

.

  • En el contexto del Año de la misericordia es muy oportuno ver esta película. “Un largo viaje” nos habla de reconciliación, de un renacer de la compasión aun cuando pudiera parecer que las circunstancias lo hacen muy difícil.
  • Nos habla de la necesidad de afrontar las heridas, las marcas del dolor y los momentos de oscuridad como camino de crecimiento personal.
  • Reconciliarse con el pasado para recuperar el presente y proyectar un futuro enriquecedor. Negar lo que ha sucedido, lo que duele e impide ver con claridad reduce las perspectivas y nuestra mirada.
  • Ofrece también una experiencia de perdón nacida del encuentro y el diálogo.
  • La figura de Patti, la esposa de Eric Lomax, ilustra el esfuerzo redentor por comprender para poder así acompañar, ayudar, caminar juntos, recuperar posibilidades.
  • La personalidad de Finlay, el compañero de cautiverio, ofrece una vía de reflexión en una línea diferente. El rencor o la imposibilidad de olvidar, el deseo de devolver los golpes recibidos envuelve su vida de negrura y pesimismo. El descubrimiento de que el torturador aún vive le lleva a una decisión irreversible en su afán por convencer a Lomax de la oportunidad de la venganza.
  • Notar también el comportamiento de Lomax joven durante su época de prisión. Realiza “el acto más heroico que he visto en mi vida” en un intento de librar a sus compañeros de dolor y tortura. Asume un sacrificio que puede suponer perder la vida para que otros puedan vivir.
  • “¿Por qué seguir vivos después de tanto tiempo?” El diálogo de Nagase y Lomax les lleva a descubrir que la reconciliación es la razón de ser de sus vidas. Vivir para el perdón y la compasión. Olvidar las ofensas. Alcanzar la perfección: llegar a ser pleno y vivir su humanidad en plenitud.

 .

Sugerencias

.

  • “El perdón es el instrumento puesto en nuestras frágiles manos para alcanzar la serenidad del corazón. Dejar caer el rencor, la rabia, la violencia y la venganza son condiciones necesarias para vivir felices” (Misericordiae Vultus, 9). Estas palabras del papa Francisco ilustran muy bien el hilo conductor de “Un largo viaje”. Buscar su relación con el film no es complicado. ¿Qué hilos argumentales confirman la oportunidad de estas afirmaciones?
  • Recuerda un episodio de desencuentro y ruptura en tu vida, y los mecanismos que pones en juego para mantener la separación o para tender un puente de reconciliación.
  • Confrontad las actitudes de Eric Lomax y de Finlay. Uno y otro adoptan diversas actitudes ante la posibilidad de superar un episodio tan traumático. Haz una valoración de las mismas y busca situaciones en tu contexto que sean reflejo de una y otra.
  • “Un largo viaje” guarda cierta relación con “El puente sobre el río Kwai” por el contexto histórico en que se desarrolla. Los puentes, símbolos de cercanía y relación, se convierten en motivos de sufrimiento. La poetisa cubana Dulce Mª Loynaz escribe en un poema titulado así, “Los puentes”:

.

The Railway Man 1Yo vi un puente cordial tenderse generoso

de una roca erizada a otra erizada roca,

sobre un abismo negro, profundo y misterioso

que se abría en la tierra como una inmensa boca.

Yo vi otro puente bueno unir las dos orillas

de un río turbio y hondo, cuyas aguas cambiantes

arrastraban con furia las frágiles barquillas

que chocaban rompiéndose en las rocas distantes.

Yo vi también tendido otro elevado puente

que casi se ocultaba entre nubes hurañas…

¡Y su dorso armonioso unía triunfalmente,

en un glorioso gesto, dos cumbres de montañas…!

Puentes, puentes cordiales… Vuestra curva atrevida

une rocas, montañas, riberas sin temor…

¡Y que aún sobre el abismo tan hondo de la vida,

para todas las almas no haya un puente de amor…!

.

Los dos últimos versos del poema son un grito o un lamento: construir un puente de amor… aspiración tan lejana del puente en el que tanto sufrió Eric Lomax.

.

.

 Antonio Venceslá cmf

SOPHIE SCHOLL: LOS ÚLTIMOS DÍAS

SOPHIE SCHOLL: LOS ÚLTIMOS DÍAS

.

Ficha técnica

.

.
20062766Alemania, 2005.

Título Original: Sophie Scholl,  Die letzten Tage.

Producción: Christoph Müller, Sven Burgemeister, Fred Breinersdorfer y Marc Rothemund (Goldkind Film – Broth Film).

Guión: Fred Breinersdorfer.

Dirección: Marc Rothemund.

Montaje: Hans Funk.

Fotografía: Martín Langer.

Música: Reinhold Heil y Johnny Klimek.

Diseño de producción: Jana Karen-Brey.

Vestuario: Natascha Curtius-Noss.

Interpretación: Julia Jentsch (Sophie Scholl), Alexander Held (Robert Mohr), Fabian Hinrichs (Hans Scholl), Johanna Gastdorf (Else Gebel), André Hennicke (Dr. Roland Freisler), Florian Stetter (Christoph Probst), Johannes Suhm (Alexander Schmorell), Maximilian Brückner (Willi Graf), Jörg Hube (Robert Scholl), Petra Kelling (Magdalena Scholl).

Estreno en Alemania: 24 febrero 2005. Estreno en España: 24 febrero 2006.

 .

.

Argumento

.

1944856Munich, 1943. Durante la ocupación de Europa por Hitler, un grupo de jóvenes, en su mayoría universitarios, recurre a la resistencia pacífica como única solución ante los desmanes del régimen nazi. Así nace “La Rosa Blanca”, un movimiento de resistencia cuyo propósito era la caída del Tercer Reich. Sophie Scholl es la única mujer del grupo, una joven antinazi convencida e intrépida. El 18 de febrero de 1943 la detienen junto a su hermano Hans mientras distribuyen panfletos subversivos en la universidad. Durante los días que siguen al arresto, el duro interrogatorio al que es sometida Sophie por parte de un oficial de la Gestapo, Robert Mohr, no tarda en convertirse en un intenso duelo psicológico. La joven miente y desmiente, maniobra y le reta, parece rendirse antes de atacar de nuevo con renovadas fuerzas, y casi consigue derrotar a su oponente. Por fin, ante unas pruebas aplastantes, Sophie confiesa, aunque hace un último y desesperado intento para proteger a su hermano y a los otros miembros de La Rosa Blanca. Conmovido por la infrecuente valentía de Sophie, Robert Mohr le ofrece una escapatoria a cambio de traicionar sus ideales. Pero ella rechaza la oferta, su suerte está echada…

 .

.

Por qué la recomendamos…

.

  • Sophie Scholl es el retrato fiel de un testimonio de sinceridad y coherencia con los propios ideales. En un contexto cultural tan proclive a la pérdida de sentido y a la autenticidad, en aras del pragmatismo, el ejemplo de esta joven resistente antinazi no puede pasar desapercibido.
  • Su visionado nos ayuda a reflexionar, y a recordar el itinerario ejemplar de tantos hombres y mujeres que han sido fieles hasta dar la vida por las convicciones que les animaban.
  • Sophie muestra de forma vital y comprometida el valor de la conciencia como guía de la conducta aun en condiciones difíciles y arriesgadas y como garantía de libertad y responsabilidad.
  • La película es también una lección de historia, sin que esto sea sinónimo de aburrimiento. El guión, que bascula entre la ficción y el realismo documental, fue preparado a partir de documentos originales del proceso al que fueron sometidos los integrantes de “La Rosa Blanca”, con lo que se subrayan los hechos y las razones que condujeron a los acusados a actuar como lo hicieron.
  • Es digno de subrayar también cómo la fe religiosa de la protagonista actúa como motor de su vida y actitudes. Su testimonio creyente se mantiene firme ante el descreimiento del comisario que la interroga.

 .

Sugerencias

.

Es ésta una de esas películas, cuya visión se justifica por sí misma. Es casi reverencial el modo de acercarnos a ella, por la sinceridad que transmite.

3

“Quien quiera salvar su vida la perderá; pero quien pierda su vida por mí y el evangelio la salvará”. El ejemplo de Sophie es una elocuente vivencia de estas palabras.

 

En dos momentos, la joven muestra su fe religiosa de modo sencillo, dirigiendo una oración a Dios. Su plegaria muestra su confianza y también su necesidad de apoyo y ayuda en momentos tan difíciles.

Tras haber sido sometida a un primer interrogatorio, de vuelta a la celda, antes de descansar eleva su plegaria a Dios:

“Mi Dios, ante ti no me surgen las palabras. Lo único que quiero hacer es tenderte el corazón. Nos creaste para dirigirnos a ti y nuestro corazón seguirá inquieto hasta que encuentre en ti la concordia. Amén.”

Y después de haber comparecido ante el fiscal y haber sido informada de los cargos que pesan contra ella, vuelve a orar a Dios:

“Quiero dirigirme a ti desde mi corazón. Te estoy gritando, te grito para que escuches mis súplicas porque solo en ti está mi salvación. No me dejes, no me des la espalda en este momento, Padre bendito. Amén.”

Es especialmente digno de resaltar el segundo diálogo que Sophie mantiene con su interrogador (en la película ocupa diez minutos, a partir del minuto 61 34s). Podríamos considerarlo un acta ejemplar de su sacrificio, un alegato entusiasta de los valores que movieron su vida. A partir de sus palabras podemos subrayar esos valores fundamentales… y preguntarnos por la vigencia de la lección de esta joven alemana para nuestro tiempo.

 .

.

 Antonio Venceslá cmf

.

.

Nuevo interrogatorio. Robert Mohr (R) y Sophie Scholl (S).

S.-          [En la celda Sophie reza a Dios]. Mi Dios, ante ti no me surgen las palabras. Lo único que quiero hacer es tenderte el corazón. Nos creaste para dirigirnos a ti y nuestro corazón seguirá inquieto hasta que encuentre en ti la concordia. Amén.

R.–          [Sirve una taza de café y se lo ofrece a Sophie]. Tenga. Tómeselo. [Título sobreimpresionado: 20 de febrero].

S.–          ¡Esto es café de verdad…!

R.–          ¿A usted también le importa el bienestar del pueblo alemán, señorita Scholl?

S.–          Sí.

R.–          Ustedes no pusieron ninguna bomba como hizo ese tal Elsser en el 39, aquí en Munich. Ustedes han usado ideas equivocadas, pero sin embargo, medios pacíficos.

S.–          Entonces, ¿por qué piensa castigarnos?

R.–          Porque la ley así lo dictamina. Sin ley no hay orden.

S.–          Esa ley de la que está hablando, defendía la libertad de opinión, antes de llegar al poder Hitler. Y ahora mismo él castiga esa libertad con el presidio o con la muerte. ¿Qué tiene eso que ver con el orden?

R.–          Pues, ¿a qué debe atenerse uno si no es a la ley, al margen de quien la dicte?

S.–          A su conciencia.

R.–          ¡Bobadas! (Toma un libro en su mano) Aquí está la ley. Y aquí, las personas. Y yo tengo el deber como criminalista de comprobar si ambos son congruentes y si no, encontrar lo que falla.

S.–          La ley cambia, la conciencia no.

R.–          ¿A dónde llegaríamos si cada persona decidiera según su conciencia lo que es bueno o malo? Sobre todo, si la decisión tiene que ver con derrocar al Führer. ¿Qué ocurriría? Sería el paraíso del delito, el caos. El llamado pensamiento libre, el federalismo, la democracia… Eso ya lo conocemos. Y sabemos a dónde nos lleva.

S.–          Sin Hitler y su partido habría por fin derechos para todos y orden. Y los ciudadanos estarían protegidos contra su arbitrariedad.

R.–          ¿Cómo? ¿Arbitrariedad? ¡No consiento que sea tan despectiva!

S.–          Usted es el despectivo… cuando nos califica de criminales por unas octavillas, aunque no hayamos hecho más que tratar de convencer con palabras…

R.–          Acomodada y con privilegios de los cuales se han aprovechado ustedes y toda esa gentuza… ¡Ustedes han podido estudiar en medio de una guerra! Durante la maldita democracia yo sólo pude ser sastre, y no se imagina quién me hizo policía, ¿verdad? Los franceses en el Palatinado, no los alemanes demócratas. Y si no hubiera existido el movimiento, yo aún sería gendarme. El vergonzoso tratado de Versalles, la inflación, el paro, el desastre económico… Con todo eso, ha acabado el Führer, Adolf Hitler, señorita.

S.–          Y nos ha llevado a una sangrienta guerra, en la que cada víctima es innecesaria.

R.–          A una heroica batalla… Ustedes tienen las mismas cartillas de racionamiento que nosotros, sus enemigos, pero les va mejor, no necesitan nada. No como nosotros. Entonces, ¿por qué razón protestan? ¡Les protege el Führer y el pueblo alemán!

S.–          ¿Por ese motivo estamos aquí, porque nos están protegiendo?

R.–          Nuestros soldados están liberando a Europa de la plutocracia y del bolchevismo. Y luchan por una Alemania grande y libre. Nunca habrá más ocupación de nuestra tierra. Eso se lo digo yo.

S.–          Nunca más, hasta que acabe esta guerra y vengan las tropas extranjeras y todos los pueblos nos digan que hemos soportado a Hitler sin resistencia.

R.–          ¿Y qué dice sobre que se llegue a la victoria y tras la sangre y el dolor se imponga el bienestar y la libertad con la que usted misma soñaba cuando pertenecía a la agrupación?

S.–          Los que piensen así, pueden darlo todo por perdido…

R.–          ¿Y si al final ocurre como yo digo?… ¿Aún es usted protestante?

S.–          Sí.

R.–          La Iglesia también exige que sus fieles la sigan, aun cuando tengan dudas.

S.–          En la Iglesia, todo el mundo es libre. Pero Hitler y los nacionalsocialistas niegan la libertad.

R.–          Con lo joven que es usted, ¿cómo es que corre tanto riesgo por esas erróneas ideas?

S.–          Por mi conciencia.

R.–          Con el talento que usted tiene, no puedo creer que no sienta el ideario nacionalsocialista. Libertad, bienestar, honor, responsabilidad y moral. Esa es nuestra ideología.

S.–          ¿Es que no ha despertado todavía tras la sangría en la que Hitler ha metido a todo el continente en nombre de la libertad y del honor? Nuestro país quedará deshonrado si la juventud no derroca a Hitler y ayuda a que se alcance una gran Europa intelectual.

R.–          La nueva Europa sólo puede ser nacionalsocialista.

S.–          ¿Y si el Führer fuera un loco? ¿Cree usted en el odio de raza? Yo tuve un profesor judío cuando estudiaba en Ulm, al que detuvo un grupo de los SA. Todos, cumpliendo órdenes, pasaron ante él y le escupieron. Esa noche desapareció. Como ha ocurrido con miles de ellos de los que no se ha vuelto a saber nada en absoluto.

R.–          ¿Cree usted esas tonterías? Los judíos emigran porque quieren.

S.–          Los soldados que vienen del este hablan de campos de concentración. Hitler quiere exterminar a los judíos de toda Europa. Él ya predicaba esa locura hace veinte años. ¿Qué les hace pensar que los judíos son distintos a nosotros?

R.–          Esa gente sólo ha traído el mal. Pero usted pertenece a una generación que no entiende nada. Los han enseñado mal y creo que es culpa nuestra. Yo habría educado a alguien como usted de un modo muy distinto.

S.–          No se imagina el horror que me causó enterarme de que los nacionalsocialistas asesinaron gaseándolos a miles de niños con deficiencias. Amigas de mi madre me contaron que los nazis aparecían por los centros de acogida en camionetas y se llevaban a los niños. Los que quedaban preguntaban que adónde llevaban a los otros. Al cielo los llevan, decían las cuidadoras. Así más tarde estos niños subían a las camionetas cantando. ¿Me han educado mal por compartir los sentimientos de esa gente?

R.–          ¡Son vidas que no tienen valor! Usted ha estudiado enfermería infantil. Seguro que se ha encontrado con deficientes…

S.–          Sí. Y por eso sé que ningún hombre, no importa bajo qué circunstancias tiene derecho a dictar un juicio para el que sólo está capacitado Dios… Nadie puede saber lo que sucede en el alma de un deficiente… Nadie sabe dónde empieza la madurez que te hace consciente del dolor. Todas las vidas son valiosas.

R.–          Tiene que hacerse a la idea de que se ha iniciado una nueva etapa, señorita. Lo que dice no tiene ninguna relación con la realidad.

S.–          Claro que la tiene. Tiene mucho que ver con la realidad. Además de… con la moral y con Dios.

R.–          (Estallando) ¿Dios? ¡Dios no existe!… Lo que ha ocurrido aquí, ¿no ha sido que ha confiado en su hermano creyendo que lo que hacía era lo correcto y que usted simplemente ha colaborado?. ¿No deberíamos escribir eso en el acta?

S.–                          No, señor Mohr. Esa no es la verdad.

R.–                          Sabe, yo también tengo un hijo que es un año más joven que usted y que también tuvo pájaros en la cabeza, pero ahora está en el frente este porque ha visto que tenía que cumplir con su deber.

S.–          ¿Cree usted en la victoria final, señor Mohr?

R.–          Señorita Scholl, si lo hubiera pensado todo antes, no se habría dejado llevar nunca por ese comportamiento. Se trata de su vida… Bien, le voy a proponer que acepte firmar esta declaración. “Tras nuestra última conversación, ha llegado finalmente al convencimiento de que su manera de actuar junto a su hermano precisamente en estos momentos tan delicados de la guerra es un grave delito contra nuestra comunidad, sobre todo contra nuestras valientes tropas desplazadas al este y por ello debe aplicársele la pena más severa”.

S.–          Desde mi punto de vista no es así.

R.–          Que acepte un error, no significa que esté traicionando a su gente.

S.–          No voy a aceptar nada. Lo haría todo de nuevo porque no soy yo sino usted quien tiene una visión errónea. Yo soy más bien de la opinión de que he hecho lo mejor para mi pueblo. Asumo lo ocurrido. No tengo nada de que arrepentirme.

R.–          (Habla por teléfono) Venga al despacho a redactar el acta… Sí… Dígale al jefe que ya estamos listos.

 

 

WILD (Alma Salvaje)

Alma_salvaje-232127690-large.

Director: Jean-Marc Vallée

Con: Reese Witherspoon, Gaby Hoffmann, Laura Dern

Género: Drama, Biografía.

2015

 .

Cheryl Strayed emprende una especie de peregrinación en solitario por el Sendero de las Cimas del Pacífico, atravesando desiertos, nieve, cimas peladas y bosques, albergues donde reponer fuerzas en compañía, y senderos silenciosos en la más absoluta soledad… peligros, tentaciones… en un intento de encontrarse a sí misma, releer toda su atormentada historia y superar momentos trágicos: la violencia de su padre, la muerte de su madre y las consecuencias que tuvo: la rabia, los interrogantes existenciales, la locura de vida…

.

.

Tiene casi como única protagonista a Cheryl y sus andaduras, luego los “flash back” que van apareciendo meten en escena a su madre, hermano, exmarido… nos vamos enterando de sus aventuras de todo tipo: droga, desenfreno… y el momento en que decidió emprender este camino de “redención”. Está basada en un hecho real, y la temática de camino siempre nos resulta sugerente, simbólico y provechoso. Todos tenemos historias en nuestra vida, momentos que nos gustaría borrar, que no hubieran sucedido de la manera que lo hicieron… ganas de cambiar el rumbo de nuestra vida superando de alguna manera esos “agujeros negros”… puede ser un punto de partida para trabajar la película.

.

  • ¿Te gustaría reconstruir la película de tu vida? ¿qué aspectos, momentos? ¿de dónde partes y a dónde querrías llegar?

.

wild2-600x400Este camino de superación tuvo que ser extremadamente duro pero eso apenas se refleja en la película… no se recrea el director especialmente en detalles que tuvieron que ser importantes: sentimientos hondos que iban surgiendo, influencia del paisaje en el ánimo de la protagonista, de los compañeros que se iba encontrando (o echando de menos…), peligros reales y cómo los superó (hambre, frío, dureza del terreno, soledad…) fueron muchos meses de peregrinación por dentro de ella misma sobre todo y aunque Reese Witherspoon está nominada a un Oscar por su buen hacer, sabe a poco este camino…

.

 .

Me parece que la película es buena para tratar temas como es el sentido de la vida, la superación de acontecimientos dolorosos de la propia historia, el valor de la búsqueda por ser una misma, el esfuerzo intuido en este recorrido vital… Hay frases buenas en la película:

.

–       La fuente de tus heridas es la misma que la de tu poder

–       No sé cómo me convertí en un pedazo de mierda… era buena y estoy a punto de arruinar mi vida… caminaré de vuelta a la mujer que mi madre quería que fuera. Me pondré en el camino de la belleza (¿te recuerda esta frase a alguna escena bíblica?)

–       ¿Por qué estás aquí?… no sé, necesito encontrar algo dentro de mí… el camino tiene el poder de hacerlo si le dejas.

–       He estado preguntándome algunas cosas. ¿Y si me perdono a mí misma? ¿Y si me arrepintiera? Pero si pudiera volver atrás en el tiempo no haría nada de forma distinta. ¿Y si todas esas cosas que hice fueron las que me trajeron aquí?

–       Después de perderme en lo salvaje, en mi dolor, encontré mi propio salida del bosque… no sabía a dónde iba hasta que llegué allí…al final del camino… mi vida perteneciente a mi… tan salvaje

.

Una de las cosas que nos enseña la película es que hay que prepararse para la peregrinación, física y materialmente. No vale solo la buena voluntad, el deseo de salir y cambiar, un arrebato. De no hacerlo las consecuencias pueden ser nefastas hasta poner en peligro la propia vida. Hay varias escenas que tocan directamente el tema del equipaje.

.

Escena-de-la-pelicula-Alma-sal_54422046223_51351706917_600_226

.

  • ¿qué dificultades intuyes en un camino de reconstrucción (conversión) personal? ¿con qué “equipaje” cuentas? ¿te has preparado para el camino?

.

También se toca en el film el tema de Dios, desde la óptica recurrente de culparle de nuestra desgracia, pero que al final parece ser otra “cosa”, darle otro lugar en la propia vida, aunque solo sea sugerido por un gesto… como sentido o como sin-sentido…

.

reese-alma-salvaje--644x362

Por eso puede ser apropiada para ese otro camino que es la Cuaresma, camino de purificación de nosotros y de la imagen-experiencia de Dios, reconciliación, cambio, austeridad, que nos invita a vivir la VERDAD de lo que somos, superar tentaciones, morir a lo que no da vida para experimentar la Vida de verdad, nos invita a un NUEVO NACIMIENTO, sugerido en la trama y desenlace de esta película.

.

.

Consuelo Ferrús, rmi

@consuelormi

.