Eco Diario de la Palabra
 

SÁBADO SANTO – #YoPasoYoPascua


SÁBADO SANTO… CON ALMA: HASTA LA RESURRECCION Y MÁS ALLÁ!

.

Después me abandonaron y seguí vagando por las calles de Jerusalén… Burro soy y como burro quise a este buen hombre porque me había tratado como nadie en la vida. Algo en mi mente de burro se resistía a dar carpetazo a este asunto… hubiera deseado un final más feliz, como de película, diríais vosotros…

.

Perdonadme que me ponga de ejemplo, pero también hay que ser muy valiente para esperar hasta el final… para no des-esperar en esos días de sepulcro y vacío que todos tenéis alguna vez. Yo también… pero hoy os hablo de vosotros y de Jesús. Tened el valor de esperar… siempre…

.

A los pocos días vi que la ciudad se alteraba de nuevo porque algunos decían que ese Jesús que había sido crucificado había vuelto a la vida… pero yo no le vi… Es cierto que alguna vez los amigos de ese tal Jesús se sirvieron de mi para llevarles de un pueblo a otro, bien para anunciar con valentía ese mensaje de vida -un nuevo camino decían-, bien para huir de la persecución que se había desatado contra ellos precisamente por esto, porque suponía la revolución más total de la historia.

.

Porque ¿alguna vez habéis creído que un muerto puede resucitar y a la vez dar vida a otros?

.

Yo no sé qué decir a esto, pero ciertamente aquellos hombres y mujeres se jugaban de nuevo la vida, como su maestro, en un anuncio que llenaba de alegría a las ciudades, que daba salud y esperanza a los humanos… engendraban nuevas relaciones en torno a una mesa, que me recordaba la de aquel Jueves especial… repitiendo lo que Jesús dijo e hizo, y que yo tuve la suerte de ver en la distancia y el ocultamiento. Yo les vi a todos muertos de miedo, huyendo despavoridos, negando a su mejor amigo, a su Maestro, al hombre por el que habían dejado todo… ¡¡¡Yo les vi asi!!! ¿Qué pasó para que volvieran a reunirse, para que revivieran de esa manera en Su Nombre?

.

Algo me hace pensar que esta revolución no la apagará nada ni nadie.

.

Claro, como decía antes, cada uno es libre de sumarse a ella o restarse… De poner alma y sentido a la vida, o conformarse con poner piedras, cheques, horarios, normas…

.

Algo me hace pensar que la Pascua es un camino abierto muy personal… a cada uno Jesús se nos “aparecerá” como más necesitemos y cuando más le necesitemos… pero hay que querer y desear “verle”…

.

burroYo acabé mis días entre estos discípulos del nuevo camino, que llamaron cristianos… aunque no me pude bautizar… porque dicen que a los burros nos falta criterio y capacidad de decidir libremente… pero tú que lees esto no eres un burro ¿verdad?

.

No pierdas el protagonismo en esta historia que comenzó un domingo de Ramos, bueno, para mí. Pero en realidad la cosa empezó en Galilea…

.

.

Equipo ACOMPASANDO

.