Eco Diario de la Palabra
 

PRIMERA CANDELA · JANUKÁ (I)


Primera noche: Primera Candela
 
Es hora de encender la luz del Shamash, la luz guía,   la Luz de la Torá: Luz transcendente cuyo propósito es ligar todos los fenómenos a lo divino. No en vano la palabra  OR (Luz) está contenida en la palabra TORÁ,  Enseñanza. 
En su interpretación del Salmo 19, el Maharal de Praga hacía notar que los SIETE primeros versos hacen referencia al mundo de la naturaleza, por tanto a los SIETE días de la Creación, mientras que los OCHO restantes versos se vinculan a lo Transcendente. 
Ocho candelas serán pues encendidas por medio del Shamash.  
Dos escuelas compitieron en cuanto al ritual. Bet Shamai sostenía que a medida que la Luz de la Torá se iba expandiendo, iría disminuyendo su brillo, al verse alterada por más y más receptores. Su propuesta consistía en encender todas las candelas el primer día e ir apagándolas sucesivamente.  
Bet Hillel , por su parte, mantenía que dicha  expansión contribuía a aumentar la Luz  y por tanto el encendido debía de ser ascendente, de la potencialidad a la Transcendencia.  
Por tanto, y dado que el grado de Santidad debe de ir en aumento, sigamos a Bet Hillel y encendamos la PRIMERA CANDELA.