Eco Diario de la Palabra
 

ORAR BAJO LA LLUVIA. Por Consuelo Ferrús.


ORAR BAJO LA LLUVIA 

.

ImagenEn el mes de septiembre orábamos con esta imagen. Es una imagen muy apropiada para el lema del curso: TODO VA BIEN.

.

¿Todo va bien? Pero si llueve, pero si hace frío, pero si estoy agobiado por…

¿se puede cantar bajo la lluvia? Es una decisión, como decimos en el lema.

.

En Adviento retomamos esta imagen y proponemos orar con ella, pero con una variante. En Adviento somos invitados a levantar la cabeza porque se acerca nuestra liberación. Pedimos con los cantos de la liturgia que LOS CIELOS LLUEVAN AL JUSTO, QUE LA TIERRA SE ABRA Y BROTE EL SALVADOR. Son imágenes preciosas. Todo el cosmos queda afectado por la venida de Jesús, el Salvador, el Libertador, el Alfa y el Omega de la historia, origen y meta de todo el Universo.

.

Puede ser que andemos agobiados. Preocupados. No estamos bien. Pero podemos orar y disponernos para acoger esta Lluvia, que es el mismo Jesús.

.

Disponte para un momento de oración.

.

  • ImagenInvoca el Espíritu Santo para que te ayude a orar como conviene a tu vida. En este momento.
  • Respira hondo, pacifica todo tu ser. Al inspirar visualiza el mismo Espíritu que llena tu ser, te llena de su amor, su sabiduría… o recita el nombre de Jesús. Es el único Nombre que puede salvar (Hc 4, 12)
  • Visualiza en concreto la dificultad que te agobia, te entristece… e imagina que sobre esa dificultad llueve la gracia, llueve la misericordia,  llueve la bendición, llueve la salud,  llueve JESÚS. El que vino, viene y vendrá para dar vida, para dar la salud a los enfermos,  liberar a los oprimidos, a traer luz a los ciegos,  y a todos el perdón y la gracia (Lc 4, 16-21)
  • Imagina que te metes debajo de esa “lluvia”, que retiras cualquier paraguas que pueda bloquear, impedir que te empapes bien.  Contempla la imagen y métete en la escena.
  • Aviva la actitud de confianza en que podrás llegar a danzar bajo esa lluvia de gracia y bendición que viene con Jesús.
  • Da gracias porque “cualquier cosa que pidáis en mi Nombre yo lo haré” (Jn 14, 13; Mc 11, 24)

 .

.