Eco Diario de la Palabra
 

#NAVIDADCONSENTIDO


#navidadconsentido

.

.

Este año hemos querido intentar vivir el Adviento con todos los sentidos… es necesario que entremos en la Navidad con nuestros sentidos abiertos… ¡abiertos a la vida! ¡abiertos al que es la Vida!

.
¿Acaso te parece irreverente tanto mono en un portal? Si un puñado de ovejas no molestó al niño Jesús, ¿por qué iba a molestarle tanto mono despierto, tanto sentido, tantas ganas de vivir?

.
Todo es vivible con-sentido o sin-sentido. El sentido del adviento es justamente este: dar sentido a la navidad. Vivir de tal manera que al llegar la celebración del Nacimiento de Jesús, no nos pase desapercibido, no nos deje fríos, no nos confunda, no nos suene a lo de siempre, no huela a chamusquina, no sean palabras que se lleve el viento… Que no te engañen: ¿qué clase de sabiduría es la que invita a desentenderse de la humanidad, de lo que ocurre, de la realidad? Prefiero nuestros monos atentos y abiertos.. .Intuyo que el Niño Jesús también.

.
Tu Adviento ha pasado. Ya no lo puedes rehacer. Ya pasó… pero el hoy sí está en tus manos. Hoy, cada día, cada momento, puedes recuperarlo y vivirlo, con-sentirlo. ¡Encarnarlo!
No dejes que la Navidad pase por ti y te llene de espumillón,  reuniones familiares más o menos ruidosas, celebraciones religiosas con más o menos villancicos, espacios de descanso y ocio más o menos agradables…

.
Todo lo que vives es encarnación de Dios. Encarnación diminutiva, pero encarnación al fin y al cabo… Todo es, en cierto sentido, carne de Dios porque quiso Dios que desde Jesús,  toda carne fuera posible en-carnación de Dios. Contémplala. Adórala. Tócala. Huélela. Saboréala.  Escúchala… La carne de Dios es silenciosa. Como la piel de un niño tranquilo. Y cálida como la mano de un anciano entrañable. Y segura como el hombro de un amigo. Y herida como la de tantos sufrientes hoy: inmigrantes, mujeres usadas y abusadas, familias que no llegan a fin de mes dignamente, casas prefabricadas que son demolidas entre sombras en nombre de “la ley”.

.

NAVIDAD

.

Feliz y consentida Navidad. Que nada ni nadie nos arrebata ¿Dónde “recibes” la carne de Dios en estos días? Personas,  lugares, vivencias…Adora, abraza y confía… 

.

.

Equipo Acompasando