Eco Diario de la Palabra
 

Mi Palabra: «SÍGUEME» Stefania Vannozzi rmi


 

Hola a todos! Me llamo Stefania, tengo 34 años y soy Misionera Claretiana. Por ahora vivo en Roma, después quizás… quién sabe dónde.

.

Qué bonito pensar en una palabra que pueda resumir mi vida. Claro… ¡no ha sido tan fácil sabeís! Porque me han venido a la mente muchas palabras que identifican tiempos de mi vida: ternura, misericordia, vida, tesoro, fuerza…y podría continuar, pero me he dado cuenta que todas estas palabras son fruto de una  experiencia que he vivido en el mes de julio 2002. En esta fecha la Palabra, me ha venido al encuentro con una invitaciòn: ¡Sigueme!

.

Qué raro… una palabra que ha tenido el poder de cambiar mi vida… sí, por muchas razones:

.

sv

1- Porque me decía que Alguien estaba hablando conmigo

2- Me explicaba lo que tenía que hacer

3- Me ha dado una seῆal para orientarme en la vida: Seguir a Jesús.

.

He aprendido sobre mí que la Palabra, la suya, tiene vida y produce vida en quien la acoje. Desde aquel día mi vida ha empezado un andar que no se acaba y si alguien me preguntara: pero ¿a dónde vas? Yo le contestaría: No sé, sigo a Él.

.

Esa palabra: “Sígueme” ha dado sentido a mi vida, así que puedo estar sola o en comunidad, tener encuentros con jovenes o niños, rezar o trabajar, comer o dormir… todo lo puedo hacer de otra manera: siguiendo a Él.

.

Ha sido como cuando se oye el eco en los montes, al inicio se oye mas fuerte despues se repite y difunde en el aire. Me gusta pensar en mi vida como este eco que se repite después que un día El me dio su Palabra.

.

.

Stefania Vannozzi rmi