Eco Diario de la Palabra
 

“HACIENDO LO QUE HACEMOS, CON LOS 5 SENTIDOS…” Carlos A. Niembro


SER PERSONA ES UNA VOCACION

.

.

«Vocación» significa «llamada». Uno descubre su vocación cuando descubre su llamada. Y uno se pregunta: “Yo, ¿Para qué vivo? ¿Qué debo hacer en mi vida?». La respuesta a esa pregunta es la vocación: vivo para esto, el sentido de vivir para mí es esto, me siento llamado a ser persona como vocación fundamental…

.

.

Mi nombre es Carlos, padre de familia y profesor. Puede ser que nunca me haya planteado cuál es mi vocación, o que no haya podido hacerlo por otras necesidades más urgentes. Por eso, mi vocación no es sin más, «dónde me he puesto» en la sociedad, a dónde me ha llevado la vida o las circunstancias.

.

.

La vocación a ser persona la descubro, en primer lugar, dentro de mí mismo, cuando he aprendido a estar en silencio conmigo mismo y llego a descubrir poco a poco cuáles son los propios valores, aspiraciones y posibilidades. Entonces uno va tomando conciencia de sí mismo: «podría hacer esto o esto otro…; debería actuar así y no de la otra forma»… Me doy cuenta de que estoy vivo y de que la vida hay que vivirla con ganas, de modo que merezca la pena.

.

Pero la vocación también la descubro fuera de mí mismo, porque nadie vive aislado, sino muy relacionado con lo que pasa alrededor. La vida que uno lleve afecta a los demás y viceversa. Entonces, hay que saber «mirar» fuera: sobre todo a las personas de verdad, a su forma de vivir. Hay que mirar, también, la «otra cara» de nuestra sociedad: la miseria, la soledad, la ignorancia, el dolor… -porque cuando voy buscando mi vocación como persona, todas estas cosas me están preguntando: «y tú, ¿qué?».

.

Cuando me voy descubriendo como vocación, voy viviendo en la línea de la persona; y cuando más auténticamente vivo, mejor puede ir descubriéndome como persona. Por eso, la vocación es como el esqueleto de mi vida, lo nuclear, la «percha» en donde sostengo todas las demás cosas. La vocación, que es el modo de ser persona y el sentido que uno descubre a su propia vida, no termina, no puede estancarse, porque vivir no es pararse: siempre hemos de estar creciendo, progresando, realizándonos, …haciendo lo que hacemos, con los cinco sentidos.

.

.

Carlos A. Niembro