Eco Diario de la Palabra
 

Gravity


Gravity

.

.

Ficha técnica

.

Gravity2 (1)Dirección: Alfonso Cuarón

Producción: David Heyman y Alfonso Cuarón

Guión: Alfonso Cuarón y Jonás Cuarón (su hijo)

Música: Steven Price

Fotografía: Emmanuel Lubezki

Montaje: Mark Sanger y Alfonso Cuarón

Protagonistas: Sandra Bullock y George Clooney

Premios: 7 Premios Óscar. Mejor director, mejor partitura original, mejores efectos visuales, mejor sonido y mejor fotografía, mejor mezcla de sonido y mejor edición y montaje.

.

.

.

..

.

.

¿Por qué Gravity?

.

Porque es una película actual que no deja indiferente a nadie. Su director, Alfonso Cuarón, es un director interesante, muy preocupado por la soledad y el sin sentido del hombre moderno. En algunos de sus films deja abierta la puerta a la trascendencia y, si él la deja abierta, ¿por qué no entrar? Él ha reconocido que la película Gravity no tiene motivaciones religiosas pero dice: “Jamás habla de religión ni de Dios; si hay gente que así lo quiere ver, ¡me encanta, qué bueno! La película, a fin de cuentas, es sobre el impulso de vida”. Y en otra parte dijo: “El tema es más cultural que religioso, pero hay una necesidad de aferrarse, una necesidad de creer de la gente, y me parece muy bien”.

.

A mi me parece que es una gran parábola de la situación vital del hombre de hoy. Más que Gravity se debería llamar “Ingravity”. Porque la mayor parte del tiempo lo pasan en el espacio donde no hay gravedad.

.

Propongo un visionado introducido por los dos primeros puntos de esta guía (“¿Por qué Gravity?” y “Argumento”). Después se puede hacer un videofórum espontáneo sobre el cual ir añadiendo las sugerencias que propongo.

.

.

Argumento

.

La doctora “Stone” (atención con el apellido de la señora) y otros dos astronautas están reparando un panel de comunicaciones de la nave “Explorer”. La reparación se está alargando, cuando, desde Houston, les avisan que los rusos han destruido un satélite propio y se les ha ido de las manos. La detonación ha provocado una nube de residuos que viajan a una velocidad inmensa en la misma órbita que ellos. Se provoca un accidente y ahí se desata la odisea.

.

.

Claves para ver la película

  • La ingravidez o el vacío existencial

.

20131003_gravity_featurettethehumanexperienceTres personas en el espacio en medio de la nada, del vacío, sin condicionamientos ni referencias. No saben lo que es arriba ni abajo, izquierda o derecha… Una imagen potente de lo que es el hombre en el mundo moderno: sin referencias, sin norte, sin verdades absolutas, sin explicaciones del mundo que den sentido. Cada uno tiene su propio sistema de valores y su estilo de vida. No hay padres, ni centro, ni nadie puede arrogarse el poder de tener razón. ¿De quién se puede fiar uno: de los bancos, de los políticos, de la Iglesia? Mejor es inventarse cada uno su propia vida según… ¡sus propias creencias y valores! Y así nadamos en el vacío sin un centro de gravedad que organice nuestras vidas. Solos, rodeados de tecnología, pero incomunicados. La tecnología que nos facilita la vida, también puede amenazarla. Cada uno somos un astronauta metido en su traje con casco, respirando su aire y comunicándose a través de aparatos. Y con la sensación de que somos libres… pero es solo una sensación. Basta que la vida se complique con algún revés o alguna situación límite para que nuestros sentimientos más sombríos nos atenacen: el miedo, la inseguridad, la soledad, la rabia, el odio, el resentimiento, la culpabilidad. Y entonces no sentimos en medio del vacío, sin rumbo…

.

Es interesante ver las actitudes de los dos astronautas: la doctora intenta arreglar un panel que es imposible arreglarlo. Metódica y perfeccionista se recluye en su trabajo, en la actividad, para no percibir su vacío. Mientras Matt Kowalsky, veterano, a punto de jubilarse, se dedica a intentar batir el récord del paseo espacial más largo. O sea, una perfeccionista adicta al trabajo   y un tipo que vive la vida en la banalidad. Los dos concentrados en algo absolutamente inútil y sin sentido.

.

  • Vivir con dos vidas

.

“Yo conduzco sin más…” , dice Stone, hablando de su vida. Le pregunta Kowalski: “¿Hay alguien ahí abajo mirando hacia arriba pensando en ti?” Tenía una hija que murió trágicamente… Y ya está de la forma más tonta”. La vida es un regalo tan frágil. “Desde entonces es lo que hago: me levanto, voy al trabajo y conduzco sin más”. ¿Se parece a la vida de alguien que conozcamos?

.

Matt: “qué vista tan preciosa”. Resulta que Matt no es tan banal como aparenta. Es capaz de contemplar, se vincula, toma decisiones y… no se rinde… y es capaz de sacrificar su vida por la salvación de su compañera. Me recuerda el trozo del apocalipsis: “No amaron su vida tanto que temieran la muerte”. Amar la vida lo suficiente como para no temer la muerte. Al final, Matt resulta que es un hombre capaz de entregar la vida, de morir por salvar a alguien. Nosotros, los cristianos,  hemos pasado por esa situación: alguien ha dado la vida por nosotros, realmente. ¿Cómo se puede vivir con eso?

.

gravity-stoneA pesar de saber que se muere, sigue mandando instrucciones a Rayan. Mandando esperanza y confianza: “quiero oírte decir que lo vas a conseguir, no te detengas”. “Oh, Dios mío, deberías ver el sol sobre el Ganges, es impresionante”. Matt es una fuente de sentido. En medio de la ingravidez y del vacío, se convierte para la Dtra. Stone en un centro de gravedad, en alguien en quien confiar. De hecho, siguiendo sus órdenes, se salva.

.

Este es el gran mensaje pascual: Alguien ha muerto por nosotros para darnos vida. ¿Qué vamos a hacer nosotros con ello? ¿Somos capaces de escuchar las voces del Resucitado que nos llama, que nos indica el camino, que nos invita a seguirle?

.

.

La oración

 .

Justo cuando todo está perdido, cuando ya nada tiene vuelta atrás, uno no puede menos que conectar con su yo más profundo. Ante la muerte, la verdad surge de lo más hondo y se manifiesta. Y la protagonista empieza a orar aunque no sepa que está orando.

.

Sé que voy a morir, todos lo sabemos.
Pero yo voy a morir hoy.
Lo curioso, ya sabes, es saberlo.

(Es consciente de sí misma, de que está muriendo)
El problema es que todavía estoy asustada.
Estoy muy asustada.

(Conecta con su verdad: el miedo la posee, como cuando estaba viva y no sabía que iba a morir)
Nadie va a llorar por mi. Nadie va a orar por mi alma.
¿Quieres llorar por mi? (A quién se lo dice)
¿Quieres orar por mi?
¿O es demasiado tarde?
Quisiera orar yo misma, pero nunca antes he orado en toda mi vida.
Nadie me enseñó como orar. Nadie me enseñó.

.

images(No sabe cómo orar, pero lo está haciendo. Y como muestra, la escena termina en una lágrima que flota, no puede ascender al cielo, porque ya está en el cielo. Ha estado rodeada de infinito aunque no lo sabía).

 .

¿Hay una oración más perfecta que una lágrima? ¿es que acaso en una lágrima no está contenido todo nuestro dolor, nuestro deseo? ¿No es una lágrima un gesto comunicativo? ¿No expresa una lágrima más que mil palabras? Se me ocurren estas frases de la Palabra de Dios:

.

Filipenses 4:6-7 : “No tengáis miedo; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, cuenta tus peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.”

.

“Un corazón arrepentido y humillado no lo desprecias” Salmo 50

.

.

La experiencia de la resurrección

.

La doctora tiene una visión: cuando aparece Matt y le dice: “Tranquila, aquí se está bien, puedes apagar todo y dejarte morir, pero se trata de qué vas a hacer ahora, si decides volver, tienes que aprender a aceptar la muerte de tu hija, tendrás que pisar fuerte y rehacer tu vida. Es hora de volver a casa”.

.

Es una visión. Pero no una visión física, una aparición de un fantasma. Es una experiencia vital, religiosa. Como las que cuenta la Biblia. Como los relatos de la resurrección. Pero nosotros, hombres científicos y materialistas no las entendemos porque decimos: “¡anda ya!”, “¡eso no puede pasar!”. La ciencia dice que es imposible. Pero ni la película ni la Biblia nos están hablando de apariciones fantasmagóricas, sino de experiencias profundas donde notas la presencia real e indiscutible de alguien que te devuelve la fe, la esperanza, la confianza en la vida. Son momentos donde a ti solo no se te hubiera ocurrido la solución, pero alguien habla dentro de ti y de repente se hace la luz.

.

Y como la Doctora Stone, sabe lo que ha vivido, se pone a “hablar con el alma de Matt que está en el cielo y le cuenta que, como va a ver a su hija que le diga: Mamá ha encontrado su zapato rojo y que no voy a rendirme.” ¿No es un acto de fe en la Vida Resucitada? ¿No es una oración profunda? ¿No es un reencuentro con la vida, la esperanza…? Justo en medio del vacío, del miedo y del sinsentido, la doctora Stone está más viva que nunca, porque es la primera vez en mucho tiempo que toma las riendas de su vida y, aunque tiene una posibilidad entre mil de sobrevivir, hace algo con sentido, con voluntad propia, con esperanza.

.

.

Algunos símbolos

.

Vivir enganchado: cuando se vive en el vacío, uno tiene que estar enganchado a algo para no perderse… Que curioso. ¿A qué vivimos enganchados y nos tiene esclavizados?

.

Cordón umbilical: cuando se desprende la doctora

La nave espacial soyuz como un útero materno: ¿volver a vivir?

Comunicación: cuando intenta comunicarse con él le dice: “dime algo, lo que sea, has estado hablando desde Cabo Cañaveral, no me importaba lo que decías, pero ahora me conformo con cualquiera de sus tonterías”. ¿Cuántas veces minusvaloramos nuestras relaciones, nos parecen anodinas, superficiales, insatisfactorias?

Símbolos religiosos: el buda, el icono ruso de Juan Bautista.

El agua en el que cae como un nuevo bautismo. Ella misma, pase lo que pase, va a vivir una experiencia alucinante: estoy preparada. ¡Pascua es eso! Pase lo que pase, confío en ti mi Dios, por encima de todo, a pesar de mis errores, miedos y pecados… estoy preparado para vivir, porque Tú me das la fuerza, Tú me das vida! Y luego cae en el agua, se desnuda y vuelve a vivir: lo mismo que el Bautismo.

.

GRAVITY2.

.

“Gracias”

.

La última escena es grandiosa. Ese “gracias” que pronuncia la protagonista ¿hacia quién va? Es una auténtica oración, pero también una propuesta de vida. Esa es la clave: vivir gratis, vivir en la gratuidad, vivir agradeciendo cada instante que vivimos, vivir sabiendo que nuestra vida no nos pertenece, que es un regalo.

.

Esa puede ser la conclusión de la Resurrección y el espíritu con el que se puede vivir la pascua, con un gracias continuo en la boca y en el corazón.

.

.

Javier Luengo

@_jluengo