Eco Diario de la Palabra
 

El sueño de la esperanza. de Pedro Sosa


Pedro Sosa, «El sueño de la esperanza»

.

Desde 1964 surge la iniciativa de celebrar el día internacional de La Paz y la no violencia, conmemorando así la muerte por asesinato en 1948 de Ghandi, un defensor de los derechos humanos y pionero en la lucha a favor de la no violencia. Desde entonces, en torno a esta fecha se realizan distintos actos que nos recuerdan que tenemos que seguir trabajando por hacer del mundo la casa de todos. 53 años después se siguen preparando en los colegios cientos de celebraciones, manifiestos, conciertos… para lanzar un grito de paz, un rechazo a la violencia, un grito que denuncie la grave situación que miles de refugiados están sufriendo. Un «basta ya» de abusos, de tantas injusticias sociales que privan de libertad a millones de personas. Y están muy bien todos y cada uno de los gestos a los que nos sumamos, pero si no vamos a lo más puramente esencial todo quedará en un simple acto. Me refiero a las pequeñas cosas, las pequeñas acciones que son las principales y fundamentales para que realmente consigamos aportar nuestro granito de arena para cambiar el mundo; un abrazo, una sonrisa, una caricia, pedir perdón, perdonar, consolar, acompañar, ayudar, respetar, compartir… gestos sencillos que valen más que mil palabras y que debemos poner en práctica día a día.

.

La recomendación de hoy, una reflexión a la situación actual de los refugiados y la actitud de Europa. Una situación que nos aleja bastante de ese sueño que todos deseamos, esa paz ansiada que no llegará mientras no seamos tierra de acogida.

.

Pedro Sosa, «El sueño de la esperanza» 

.

.

Y para terminar una nueva cita:

.

La mejor manera de encontrarte a tí mismo es perderte en el servicio de los demás.

(M. Ghandi)

.

.

Manu Escudero 

@manu_escudero

www.manuescudero.com