vivir acompasados con la Palabra, al compás de nuestras palabras


Cargando Ecos

« Todos los Ecos

  • Este eco ha pasado.

UNIDOS A TI


mayo 22

Con florecer no basta. Jesús pide algo más que primaveras, pide fructificar. ¿Cómo? Enraizándonos en Él. Sólo en Él encontramos savia: su vida resucitada. Él es nuestro sol, nuestra agua.

Cuando dejamos que la Pascua inunde todo en nosotros, el Padre pasa a la acción. Nos asume como hijos e hijas suyos. Nos recrea. Poda lo que nos debilita, para que crezcamos fuertes y al máximo: ¡nuestros frutos van a saciar el hambre de muchos!

La vida cristiana es dar fruto, dar vida. Es decir, producir aquello que nutre y alimenta sobre todo el alma. Cuando algo en nosotros repercute para el bien de otros es signo de que estamos unidos al Resucitado. Nada llega a plenitud en el plano espiritual sin la irrupción del misterio pascual. Esta es una buena pista para nuestro seguimiento. También para nuestra humildad.

Nuestro esfuerzo no debe ser voluntarismo, sino colaboración con el Viviente. Unidos a Él, nuestras flores maduran hasta dar frutos. Y nuevas semillas.

Detalles

Fecha:
mayo 22
Eco Categoría: