vivir acompasados con la Palabra, al compás de nuestras palabras


Cargando Ecos

« Todos los Ecos

  • Este eco ha pasado.

SEGUIRTE, SERVIRTE


julio 12

 

Señor, hoy, ¿qué lepra debo limpiar? En mi mundo aséptico, repleto de farmacias y libre de contagios, ¿dónde está la lepra? Quizás te refieres a purificar el alma. A purificar la mente. A purificar mis entrañas. ¿Quizás, principalmente, mi corazón? 

Soy tu obrero, trabajo por tu Reino. Son otras latitudes, otra forma de vivir. Pero soy tu discípulo, tu alumno, tu seguidor. Ayúdame a encontrar el gesto que delate tu Presencia en mi obrar. Hoy, entre nosotros, Tú estás. 

¿Quién abre la puerta, al peregrino de tu Evangelio? Alguien de confianza, alguien digno de recibir a los tuyos. Haznos dignos de esta confianza, otórganos la inmerecida dignidad de acogerte… en el hermano que pasa, que saluda… ¡Es tu mensajero! 

Será entonces que “mereceremos” tu paz, tu shalom. Aquella plenitud que sólo Tú puedes darnos. “Sin causa precedente”, incluso, decía Ignacio, el de Loyola… 

Que sepamos “recibirte, acogerte, hospedarte”. En el cuerpo cansado del que lucha y se fatiga, “por ti y por tu Evangelio”. Que sepamos “recibir, acoger y hospedar” tu mensaje, tu Palabra, tu reto. En la sonrisa y el silencio amables de quien transmite tu Amor y tu Verdad. 

Detalles

Fecha:
julio 12
Eco Categoría: