vivir acompasados con la Palabra, al compás de nuestras palabras


Cargando Ecos

« Todos los Ecos

  • Este eco ha pasado.

QUIEN ME VE A MI VE AL PADRE


mayo 15

Perdón por la batallita. La tesis teológica de la que me tocó examinarme cuando terminaba los estudios básicos de Teología fue la que entonces tenía el número 3: Jesucristo, culmen de la revelación.

Cuando me toca explicar a mis alumnos, en las clases de Religión del colegio, el tema de la revelación de Dios siempre comienzo explicándoles que hay tres lugares donde la persona puede encontrarse con Él:

  • La Creación / La naturaleza: y les invito a recordar algún paisaje que les haya gustado.
  • La Historia: la Historia de la Humanidad, y también su pequeña historia personal. Y les invito a recordar acontecimientos importantes en su vida, que les hayan marcado.
  • Las personas: Y les invito a recordar a las personas importantes de su vida.

Llegados a este punto, cuando les hablo de mi experiencia personal de encuentro con Dios (de mis lugares, vivencias y personas), termino siempre diciéndoles que, de un tiempo a esta parte puedo experimentar la presencia de Dios en alguno de esos tres sitios pero que, en algún momento, siento que se me quedan cortos, que no logran aglutinar del todo esa presencia de Dios, como si se me quedaran pequeñas, a medias.

Entonces es cuando me surge la pregunta: ¿La persona tiene que estar así constantemente respecto a Dios? ¿Búsqueda tras búsqueda? ¿No acaba nunca? ¿No hay una realidad que muestre a Dios en su totalidad, de manera plena y definitiva?

Y es aquí donde surgió de nuevo la tesis: Jesucristo, culmen de la revelación de Dios.

Pauta para este día:

  • ¿Qué realidades en tu vida han sido y son realidades de encuentro con Dios?

 

Detalles

Fecha:
mayo 15
Eco Categoría: