vivir acompasados con la Palabra, al compás de nuestras palabras


Cargando Ecos

« Todos los Ecos

  • Este eco ha pasado.

¡NO OS DURMÁIS EN LOS LAURELES!


9 agosto, 2018

Este texto del evangelio se nos suele atragantar un poco. Estamos tan acostumbrados a valorar la acción de compartir, que la actitud de las doncellas nos parece egoísta e incomprensible. El problema es que esta parábola no es una exhortación a la generosidad, sino una invitación a, como dice el dicho, no dormirnos en los laureles.

Como hemos visto en algunas películas de romanos, el laurel estaba vinculado a la victoria. Una de las tentaciones de alguien a quien le ha ido bien es ensimismarse en el éxito logrado y quedarse estancado en él. Este pasaje también nos anima a mantenernos en tensión.

Como creyentes, también nosotros estamos invitados a una fiesta de amor que aún está por culminar. Corremos el riesgo de creernos que la entrada está garantizada, que podemos apoltronarnos y dejar pasar la vida somnolientos. No dormirnos en los laureles tiene que ver con implicarnos, con poner en juego el aceite de todo lo que somos y permanecer atentos a lo cotidiano, donde “el novio” aparece cuando menos te lo esperas… por eso, nadie nos puede prestar de su aceite.

Detalles

Fecha:
9 agosto, 2018
Eco Categoría: