vivir acompasados con la Palabra, al compás de nuestras palabras


Cargando Ecos

« Todos los Ecos

  • Este eco ha pasado.

Lectura Del VIERNES 18 De Enero


enero 18

Mc. 2,1-12

Al cabo de unos días volvió a Cafarnaúm y se corrió la voz de que estaba en casa.

Se reunieron tantos, que no quedaba sitio ni siquiera junto a la puerta. Y él les anunciaba la Palabra.

Entonces, llegaron unos trayendo a un paralitico entre cuatro; y, como no lograban acercárselo por el gentío, levantaron el techo encima de donde estaba Jesús, y por el boquete que hicieron descolgaron la camilla en que yacía el paralitico.

Viendo Jesús la fe que tenían, dijo al paralitico: Hijo, se te perdonan los pecados. Uso letrados que estaban allí sentados discurrían para sus adentros: ¿cómo puede éste hablar así?  Blasfema, ¿Quién puede perdonar pecados, sino solo Dios?

Pero, de inmediato, Jesús supo en su espíritu lo que pensaban, y les dijo: ¿Por qué pensáis así en vuestro interior? ¿Qué es más fácil? ¿Decir al paralitico se te perdonan los pecados, o decir levántate, toma tu camilla y camina? Pero para que sepáis que este Hombre tiene autoridad para perdonar pecados en la tierra –dijo al paralitico- Y te lo mando, levántate, toma tu camilla y ve a tu casa.

Se levantó de inmediato, tomo su camilla y salió delante de todos. De modo que todos se asombraron y glorificaban a Dios diciendo: Nunca vimos cosa semejante.

Detalles

Fecha:
enero 18
Eco Categoría: