vivir acompasados con la Palabra, al compás de nuestras palabras


Cargando Ecos

« Todos los Ecos

  • Este eco ha pasado.

HUELE A PASCUA…


abril 15

Conozco lugares estupendos que huelen a cerrado y a naftalina. Otros huelen a verdura cocida y aburrimiento. Otros a flores frescas y sol. Otros a sudor y sufrimiento. Otros a… unción y perfume derramado.

Según la RAE, ungir significa:

  1. tr. Aplicar a alguien o algo aceite u otra materia pingüe (abundante, copioso, fértil)…
  2. tr. Rel. Signar con óleo sagrado a alguien o algo, para denotar el carácter de su dignidad…
  3. tr. Hond. Elegir a alguien para un puesto o para un cargo.

El evangelio de hoy es la escena de la abundancia, del derroche, de la desmesura. Es también la escena de quienes saben ver y reconocer lo sagrado, lo que merece la pena, lo digno. Y además de reconocerlo, lo señalan y lo eligen.

Quizá en nuestra vida el orden es inverso: cuando somos capaces de darnos cuenta de quién es verdaderamente valioso, lo señalamos, lo elegimos y, por eso, lo ungimos, derramamos nuestros mejores aceites y dones sin medida, sin importar quién mira, qué van a pensar o con qué nos van a criticar esta vez.

María no tuvo ningún reparo en ungir con el mejor perfume los pies de Jesús. Seguramente era consciente de la necesidad de ese dinero para tantas cosas necesarias… Pero también supo distinguir lo necesario de lo realmente valioso, lo bello, lo imprescindible. Eso que después pudo llenar la casa de su perfume.

A veces, un gesto de amor a tiempo es más poderoso, perturbador y revolucionario que todos los planes estratégicos y sociales del planeta. Dice Juan que ese mismo día los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús. Y fíjate que el bueno de Lázaro no hizo nada, ni siquiera ungir. Todo lo que hizo fue dejarse hacer, dejarse resucitar. Quizá no hay gesto de amor mayor que ese. Toda una unción.

¿Y tú a qué hueles?, ¿qué vas derramando copiosamente?, ¿de cuánto amor eres capaz sin medida ni norma? Y ten cuidado: porque si lo tomas en serio, es probable que alguien quiera quitarte del medio, como a Lázaro, porque por tu causa muchos querrán seguir a Jesús.

 

Detalles

Fecha:
abril 15
Eco Categoría: