vivir acompasados con la Palabra, al compás de nuestras palabras


Cargando Ecos

« Todos los Ecos

  • Este eco ha pasado.

E-MOCIONES PARA TODOS LOS GUSTOS


abril 16

El texto de hoy nos presenta un paisaje rico en emociones: Jesús turbado porque intuye lo que se avecina, los discípulos despistados, perplejos por unas palabras acusadoras. Y cada uno hace con sus e-mociones lo que puede o lo que quiere. Están compartiendo mesa, con el sentido que tiene de comunión en cualquier cultura, pero cada uno se va situando: uno, reclinado en su pecho, es el discípulo amado; otro va de detective, indagando a quién se refiere Jesús con su acusación y chuleando de ser el mejor seguidor del Amigo; otro cogido por Satanás (el mal espíritu) en su particular noche…

Jesús está turbado quizá no tanto por lo que viene cuanto por este espectáculo que tiene ante sus ojos, que es el que desencadenará la tragedia: al final cada uno decide qué hacer con sus e-mociones, las consecuencias de lo que sentimos y decidimos. Sabiendo que eso tiene repercusiones en los otros, necesariamente.

Jesús, con su turbación, decide “dar testimonio (=martyria)” es decir, dar la vida. Lo que los otros deciden sobre él con su vida, no le impide a él ser dueño de la suya. Eso es mantenerse de pie. En otro momento había dicho que nadie le quita la vida, sino que la da voluntariamente (Jn 10, 18) porque para eso ha venido, a dar vida y vida en abundancia, cueste lo que cueste, digan lo que digan.

¿Qué haces tú con tus emociones? ¿Sabes a dónde te llevan? ¿Eres dueño de tus emociones o ellas mandan en ti?

Detalles

Fecha:
abril 16
Eco Categoría: