vivir acompasados con la Palabra, al compás de nuestras palabras


Cargando Ecos

« Todos los Ecos

  • Este eco ha pasado.

“A SU TIEMPO” Piedra angular que apoya y sostiene.


marzo 22

Jesús hablaba en parábolas, invitando a la reflexión, a que cada uno, por sí mismo, llegara a descubrir donde estaba y lo hace con un lenguaje y una pedagogía accesible a quien quiera entender…

La parábola evoca el canto de la viña de Isaías (5,1-7) que, en lugar de uvas dulces, las dio agraces. Lo que podemos destacar en ambos relatos, es la preocupación con que el propietario cuida de su viña.

La plantó, la cercó, cavó un lagar, edificó una torre vigía… ¡Nos habla de la importancia de la viña…! Y la puso en manos de unos viñadores. Pero sus acciones no se correspondieron con la confianza que el dueño les había manifestado. Ellos golpearon y apedrearon a los siervos y mataron al Hijo del dueño que habían ido para que les entregaran la parte de los frutos que le correspondía como arrendador…

Y la parábola termina con una pregunta al auditorio, a los Maestros de la ley para que emitan un juicio y es entonces cuando entendieron que la parábola hablaba de ellos mismos. Aun así, no se convirtieron. Mantuvieron su proyecto de matar a Jesús. Rechazaron la “piedra fundamental” aunque no tuvieron el valor de hacerlo abiertamente, porque temían a la gente.

El Señor ha puesto en nuestras manos una viña, nuestra vocación personal. ¿Qué hago con ella? ¿La cuido, la riego con la oración cada día? ¿O más bien me desentiendo y no respondo a la confianza que Dios ha depositado en mi al hacerme este regalo para que redunde en bien de mis hermanos? Cuaresma, tiempo para volver.

Detalles

Fecha:
marzo 22
Eco Categoría: