Eco Diario de la Palabra
 

“dos días, una noche”


DOS DÍAS, UNA NOCHE

 

Ficha técnica

.

dos_dias_una_noche-cartel-5809

Título original: Deux jours, une nuit.

Dirección y guión: Jean-Pierre y Luc Dardenne.

Países: Bélgica, Francia e Italia.

Año: 2014.

Duración: 95 min.

Interpretación: Marion Cotillard (Sandra), Fabrizio Rongione (Manu), Catherine Salée (Juliette), Baptiste Sornin (Mr. Dumont), Alain Eloy (Willy), Meryem Akheddiou (Mireille), Fabienne Sciascia (Nadine), Timur Magomedgadzhiev (Timur), Hicham Slaoui (Hicham), Philippe Jeusette (Yvon), Yoham Zimmer (Jerôme), Christelle Cornil (Anne), Laurent Caron (Julien), Franck Laisné (Dominique), Serge Koto (Alphonse), Morgan Marinne (Charly), Gianni La Rocca (Robert), Ben Hamidou (Kader), Carl Jadot (Miguel), Olivier Gourmet (Jean-Marc).

Producción: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne y Denis Freyd.

Fotografía: Alain Marcoen.

Montaje: Marie-Hélène Dozo.

Diseño de producción: Igor Gabriel.

Vestuario: Maïra Rameddhan-Levi.

Distribuidora: Wanda Visión.

Estreno en España: 24 octubre 2014.

 .

.

Argumento

.

Sandra ha estado de baja durante un tiempo a causa de una depresión. Cuando se recupera de su enfermedad y puede volver al trabajo, la empresa impide su reincorporación, ofreciendo a sus compañeros una paga extra de mil euros a cambio de que apoyen el despido de Sandra. Estos votan por mayoría que Sandra no vuelva. A las puertas de un fin de semana, Sandra, con la ayuda de Juliette, una compañera de trabajo, convence al director de la empresa que autorice la repetición de la votación el lunes a primera hora, a causa de algunas presiones sufridas por los trabajadores por parte del jefe de personal. Sandra, con la ayuda de su esposo, tiene sólo el fin de semana para ir a ver a sus compañeros y convencerles de que renuncien a su paga y así conservar su trabajo.

 .

Por qué la recomendamos

.

El cine como retrato de la realidad. El cine nos confronta con situaciones, propias o ajenas, que retratan vidas, quehaceres, rutinas, amarguras, alegrías. Así sucede con la película que proponemos. La simple visión de Dos días, una noche, en su simplicidad aparente, ya es un motivo que la justifica.

.

descarga (17)Vivimos tiempos de crisis (aunque tanto se insista en que estamos en un estadio final) que sacude a muchas personas, que perdieron su trabajo y, tal vez con ello, su capacidad de protagonizar su propia existencia. Algo así le sucede a Sandra, la protagonista. Aunque en su caso todo es algo más retorcido. No se trata de un simple despido. Todo aparece envuelto con un barniz de corrección por parte de la empresa. Sus compañeros son quienes han votado que no vuelva a cambio de una paga extra. Los motivos son comprensibles: “no voto contra ti, sino por la paga extra, porque la necesito… es un año de gas y electricidad”… No hay buenos ni malos.  Por eso Sandra no presiona de manera insistente. Defiende su postura e intenta que otros también se pongan en su situación, pero al tiempo comprende a sus compañeros. Quizá ella actuaría de manera semejante si se viera en un caso parecido.

.

114857No hay en la historia narrada requiebros sentimentales, ni virajes de emoción. Todo transcurre de manera suave. Acompañamos a Sandra en su deambular por calles, autobuses, portales, bares… al encuentro de aquellos a quienes intentará convencer. Sentimos su desasosiego, pero sin excesos. Podemos participar de su inquietud, pero al mismo tiempo un realismo tan seco nos hace permanecer como alejados de lo que sucede. Y es que la propuesta no va tanto a la captura de nuestros sentimientos, cuanto de nuestra percepción más objetiva. Acompañamos, junto al esposo de Sandra, su peregrinaje de fin de semana. Conocemos su ambiente, sus hijos, la casa donde vive, la ciudad… Y a su lado también nosotros nos sentimos implicados de manera fría, racional. Dos días, una noche nos acerca al mundo de los que se sienten afectados por la crisis económica. Y nos invita a participar de su incierto destino.

 .

.

Sugerencias

.

  • Alguien ha relacionado la estructura de Dos días, una noche con el drama judicial Doce hombres sin piedad. En este caso son dieciséis hombres y mujeres con sentimientos de diverso tipo: empatía, agresividad, indiferencia, autoprotección, comodidad… A lo largo de la película, pasamos rozando sus vidas.
  • Podemos situarnos ante los motivos que van aduciendo a lo largo de la película y hacer una valoración de los mismos:

Juliette

Yvon

Robert

Jerôme

Kader

Anne

Mireille

Julien

Willy

Dominique

Nadine

Alphonse

Timur

Charly

Hicham

Miguel

  • Dos compañeros se definen desde el primer momento junto a Sandra, apoyando su reincorporación a la empresa.
  • Catorce eligen cobrar la paga extra.
  • A lo largo del fin de semana, tras el encuentro con Sandra (y en algún caso la mala conciencia que les quedó tras su decisión), seis deciden alinearse junto a ella y renunciar a la paga, prefiriendo que vuelva al trabajo… Identificarlos, fijar sus razones. ¿Hay algún rasgo de carácter, o personalidad, o actitud ante la vida que comparten…?
  • También podemos fijar nuestra atención en la evolución de Sandra: desde el plano inicial (elocuente y definitorio) hasta el plano final… ¿Ha cambiado algo su situación? ¿Ha cambiado ella? Podemos definir los rasgos de ese cambio, los motivos que lo han provocado…
  • ¿Y Manu, su esposo?… Su actitud junto a Sandra…

.

.

Antonio Venceslá cmf