Eco Diario de la Palabra
 

CELEBRACIÓN #10AÑOSACOMPASANDO – Crónica por Silvia Rozas


AÑO 10, UN COMPÁS ECLESIAL

.

El pasado 14 de enero nos encontramos en la casa de las Claretianas de Arturo Soria para celebrar los 10 años de Acompasando. Y lo hicimos al compás de la música, la palabra, la profundidad, el humor, el camino y alguna que otra lagrimilla de emoción. Quienes estamos en el mundo digital sabemos de la rapidez de los caracteres, las imágenes, los diseños, los programas. Cuando terminas una web ya hay que comenzar con un nuevo diseño. Por eso, es un regalo y una oportunidad celebrar los 10 años de Acompasando, por una trayectoria de ayuda eclesial en la que cabemos todos y que se ha ido adaptando a los grandes cambios de estos años.

.

Muchas fueron las palabras de ese sábado por la tarde pero las más repetidas tenían que ver con acompasar y con el compás. El formato se podría calificar de dinámico, profundo, con humor y mucho compromiso: 10 minutos para personas significativas de la web: Virtudes Parra, Ianire Angulo, José Angel Beltrán, Víctor Vallejo, Miguel Ángel Vázquez, Cristina López Navas, Álvaro Fraile, Rosa Ruiz y Consuelo Ferrús.

.

Tiempo para recordar las raíces y los comienzos de una web de las Misioneras Claretianas pero con vocación universal. Cabemos todos: religiosos, laicos, sacerdotes. Cada uno aporta el don que Dios pone en cada corazón.

.

virtudesVirtudes Parra, carmelita descalza,  agradeció en vídeo sus inicios aportando toda su sabiduría en la técnica. Recordamos con cariño a Encarnación Velasco, Superiora Provincial en aquel momento primero de apuesta y confianza en la web.

.

.

.

ianireIanire Angulo nos regaló una reflexión bíblica que invitaba a caminar al ritmo de Dios, ir al lugar de Dios y sobre todo, de la mano de Dios.

.

.

.

.

.

joseangelCon José Angel Beltrán agradecimos la vocación, porque “este Dios nuestro sigue empeñado en llamarnos”. Y es que, como expresó,  “vivir acompasados tiene que ver con sentirnos nombrados con ternura, es poner a las personas lo primero, tiene que ver con arriesgarse a soñar”.

.

.

.

.

victorVíctor Vallejo colabora este año en la sección de formación de Acompasando y nos invitó a vivir auténticamente,  “que supone una correspondencia entre lo que siento y lo que expreso, entre lo que vivo y lo que ocurre”.

.

.

.

.

miguelangelPor su parte, con Miguel Ángel Vázquez nos sumergimos en el cambio que llega y que ya no se va, recordamos a los empobrecidos de la tierra y pudimos “gustar” una poesía de vida y compromiso con la justicia, ¡qué sería la vida sin poesía!

.

.

.

.

cristina2Cristina López Navas,  recientemente incorporada al Equipo de la web,  acentuó la necesaria profesionalidad y la forma artística que hoy se demanda de cualquier propuesta comunicativa.

.

.

.

.

.

alvaroY nos dio paso a Álvaro Fraile porque “acompasarse también es dar la nota, bailar al son de la mejor música”. El arte llega más al corazón cuando se hace con música profunda, con perlas que de un extremo al otro de la sala se convierten en esperanza y agradecimiento: “todo va a ir bien”, “dejarse de lo propio y pensar un poco más en los demás”, “ser buena noticia, que nadie pase frío”, “no somos tan distintos de las plantas, estamos llamados a vivir en días de lluvia y de sol, pintamos el cielo en otro color”.

 .

rosaLa verdad es que quienes allí estábamos esperábamos con gozo las palabras de Rosa Ruiz, incansable y perseverante en este proyecto eclesial. Su emoción no era para menos porque “Jesús ha sido el mayor acompasado, el que mejor supo tener un centro sólido y hondo y, así, como decía Claret, poder caminar y volar sin miedo”. Esta web estaba invitada a “arreglar, medir y proporcionar. Una especie de “sastre” o “modista” de la vida, para no ir por ahí con camisas que no son tu talla, con zapatos enanos que te hacen herida o con colores tan poco conjuntados que dan ganas de mirar para otro lado” pero siempre en gerundio facilitando el proceso. Sus palabras nos pusieron al compás y nos recordaron que nuestras obras se deben medir al compás del Evangelio, como decía M. Paris.

.

consueloPor último,  Consuelo Ferrús nos ayudó a descubrir el ritmo de nuestra vida al compás de los latidos de nuestros corazones. Una gozada silenciarnos para escuchar el tic tac de la vida que late.

.

.

.

.

.

tarta10 minutos cada uno. 10 ritmos diferentes que ayudan al compás de cada uno. Y como no podía ser de otra manera el final fue con tarta, con el soplo de las velas y las palabras de agradecimiento de Maite Garitagoitia, Superiora Provincial de las Misioneras Claretianas.

.

Un verdadero regalo compartir la vocación a comunicar lo que el Señor nos regala. Por otros 10, sabiendo que ya estamos esperando un nuevo diseño. Siempre al compás de la vida. ¡GRACIAS!

.

.

.

equipoogp

.

.

Silvia Rozas