Eco Diario de la Palabra
 

1ª SEMANA DE CUARESMA: «MONEY, MONEY,… a ti qué te hace girar?» Cuaresma 2017 · #bailala


CUARESMA 2017 acompasando

 #BÁILALA

para ignorantes, ilusos, superficiales desvergonzados,…

que piensan que la vida es como un musical

.

.

5 de marzo de 2017

1ª SEMANA DE CUARESMA: Las Tentaciones «MONEY, MONEY,… a ti qué te hace girar?»

.

.

“El dinero hace girar el mundo… Money money money”

 .

Así suena una de las escenas más famosas de uno de los musicales más conocidos:  Cabaret.

.

¿Y a ti qué te hace girar? ¿qué te mueve?

.

CABARET triunfaba en los años 70, presentando la paradoja entre el drama que se vivía en el Berlín de entreguerras de 1931, a punto de emerger el nazismo, y el intento de la gente por sobrevivir. En ese drama, el Kit Kat Club ejemplifica esa paradoja y la aparente normalidad y frivolidad para salir adelante. Todos, en distintas circunstancias, elegimos agarrarnos a algo; lo necesitamos. Es inevitable. Hay que elegir. ¿Money money? ¿otra cosa?

 .

Esta semana primera inicia con las tentaciones de Jesús. Cuando las cosas no son fáciles, como ocurría en la película, siempre surge la tentación. #Báilala. La tentación hay que bailarla, como todo en la vida. ¡Jesús la bailó!

 .

Te ofrecerán money money… salidas fáciles; o también te ofrecerán como a Jesús el poder a cualquier precio, el éxito asegurado en todas tus empresas, la fama fácil y llamativa… Y tú tendrás que elegir dónde agarrarte, por dónde seguir…

 .

La musiquilla de Money money se pega al cuerpo y a la mente y al espíritu. Se cuela fácil este tintineo del “vil metal” que a todos tanto nos gusta a fin de cuentas. Se cuela también la agradable melodía de que la gente nos aplauda, nos halaguen huecamente, nos aseguren la alabanza y el peloteo… No lo queremos, pero al final, escuchamos “su música”, muchas veces hasta la tarareamos y otras tantas dejamos que nuestros pies se muevan a su ritmo… ¡Money money…!

.

¿Qué hace Jesús? No deja de escuchar todas las “músicas” que le rodean, incluida la del silencio del desierto, las afronta, pero no pierde su propio ritmo, no deja de bailar al ritmo de la partitura elegida: la voluntad de su Padre. Quizá es la única forma de responder a los reclamos que nos tientan.

 .

Dicen los entendidos que sólo los principiantes necesitan aprender de memoria una partitura para “meterse en ella” punto por punto. Después, si eres fiel, llegará un momento en que la partitura ya esté dentro de ti y sólo tengas que dejarte llevar por tu intuición, por tu pasión por la música, por tu decisión de hacer de esas notas la banda sonora de tu vida.

 .

Cuando te ocurra esto con el Evangelio, con tu relación con Dios, podrás bailar y tararear Money money… poder poder… fama fama…. Prestigio prestigio… Pero, en ningún caso, dejarás de mover tu cuerpo a otro ritmo: el que has elegido. El de Jesús. #Báilala

.

2.cuaresma.tentaciones

.

Equipo Acompasando