Eco Diario de la Palabra
 

ROZALÉN …un aire nuevo


Un aire nuevo está llegando, mejor dicho ya está aquí. Fresca y poco convencional, Rozalén se está convirtiendo en el fenómeno musical del año. Sus canciones con una estructura poco “comercial” bombardean con sus letras positivas los oídos de jóvenes y adultos cansados de oír siempre lo mismo. Rozalén es diferente, por eso tiene un sitio.

.

¿Cuál es el secreto de esta Albaceteña? mezclar raíz, compromiso y humor, junto a una capacidad para llegar a públicos diferentes con sensibilidad, desparpajo, inspiración, gracia. Además de llenar el escenario junto con su inseparable Beatriz Romero, intérprete de signos.

.

María Rozalén es sinónimo de frescura y talento. Los vídeos acústicos, en los que destaca su voz y letras cargadas de mensaje, están revolucionando internet y redes sociales (sólo el vídeo 80 veces tiene casi 2 millones de visitas). De ahí pasó a un CD autoproducido y que después ha comprado una multinacional. Rozalén no es radio fórmula, es música que nace del corazón y desde ahí ha saltado al “estrellato”.

.

Otra de las cosas que hace diferente a Rozalén es su formación. Tiene un master en Musicoterapia y experiencia en musicoterapia con Parkinson y grupos de colectivos en riesgo de exclusión social. Junto a Beatriz Romero ha creado un espectáculo con una mezcla de personas oyentes y sordas en un concierto preparado para ser entendido por todos.

.

Rozalén canta sobre todo al amor, por sus amigas que son las hadas, por la naturaleza, y también por el desamor. Sobre todo transmite sinceridad y descaro. El humor y el compromiso son dos constantes en sus letras. Y en su actitud ante la vida. “Es fruto de mi educación. Fui a un colegio de monjas y estar en un grupo de parroquia era lo normal, lo mismo que tener muy presente el tema de la solidaridad y de mirar por el prójimo”. En temas como ‘Saltan chispas’ reivindica la alegría y la risa: “Que salgan arrugas en las comisuras de tanto reír/ que vuelvan a verme buenas vibraciones/ que repitan que todo irá bien/ que me eches de menos/ que la vida nos quiera bien”.

.

.

video 80

.

.

.

Si todavía no la conoces no sé a qué estás esperando. Si ya la has oído regálate de nuevo un aire de positividad. Te propongo que te sientes y escuches (y leas) “Comiéndote a besos” un tema de amor que podría ser un tema más. Pero incluso aquí Rozalén le da un aire nuevo a la enfermedad. “Comiéndote a besos” está escrito para un chico portador de VIH. Es una manera de fijarse en la persona que tenemos al lado, mirarla a los ojos y ser capaces de superar nuestros miedos ante sus barreras, y superar sus miedos de mostrarse como es. Es un canto al encuentro entre dos personas más allá de lo que son o de sus sufrimientos. No hay mayor positividad que ver la vida desde la personas, cambia nuestra forma de entender el mundo, de relacionarnos entre nosotros. La misma María Rozalén lo expresa; “Cuando hice la canción sobre el chico portador del VIH [“Comiéndote a besos”] comprobé luego el impacto que tuvo con los mensajes que me llegaban de gente con el sida. Y no conocía a ningún sordo cuando se me ocurrió pedirle a Beatriz Romero, que traduce mis canciones al lenguaje de los signos, que me acompañara en mis conciertos. Cuando le vi traduciendo la primera vez me pareció bellísimo. Le invité a un recital para discapacitados. Desde entonces inseparables”.

.

impresionante versión en directo de “comiéndote a besos”

.

 .

.

jotallorente

@jotallorente